Santa Gula

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

Santa Gula

Va ser el 2011 quan el Santa Gula va aixecar la persiana a la plaça Narcís Oller. La seva font i els carrers tranquils que l’envolten fan que sigui un petit oasi a escassos metres del bulliciós centre de Barcelona. “En aquella època estàvem sols, no teníem cap restaurant per la zona” ens explica Martín Marchese, xef i soci del restaurant. Van ser uns inicis durs però, tot i que durant els sis primers mesos quasi no tenien clients, de cop i volta hi havia cua per aconseguir taula. Segurament a causa d´un article al “Què fem” de La Vanguardia. I, des de llavors, no han parat.

Actualment s’ha revalorat la zona i podem trobar altres restaurants com Fan Shoronpo, Antúnez o La Pubilla, aquest darrer una mica més allunyat. Tenen bona relació entre ells i s’envien clients mútuament. Saben que la gent no té ganes d’anar sempre al mateix restaurant i volen provar coses noves.

Al Santa Gula des del principi tenien clar que no volien fer menú migdia: tot i saber com d’acostumada està la clientela barcelonina a tenir aquesta opció els dies laborables, ells sentien que els limitava. El seu plantejament inicial era fer una cuina de bistrot, plats no gaire elaborats i enfocats al producte. Però cada cop que introduïen un plat més elaborat a la carta, tenia molta acceptació. Així que, poc a poc, han anat sofisticant tota la carta. I, pel que sembla, els ha funcionat: vam anar al restaurant un dijous al migdia i gairebé tenien la sala plena.

La clientela és molt diversa i hi podem trobar des de gent del barri fins a estrangers. De fet, hotels com el Casa Fuster o l’Hotel W, entre d’altres, envien els seus clients a menjar-hi.

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

Santa Gula

El Santa Gula és un local petit però molt acollidor. Una de les primeres coses que un percep quan hi entra és la calidesa de la fusta i la llum natural que omple l’espai. El color blanc hi predomina, les taules estan despullades d’estovalles remarcant la seva proposta d’informalitat i hi destaca un rètol lluminós on podem llegir “Gula”. El local va ser reformat recentment per tal de fer-lo encaixar amb l’esperit del projecte. Ho van fer ells mateixos amb l’ajuda d’un amic que és fuster i els va construir els mobles.

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

Santa Gula

La responsabilitat de la sala està en mans de l’Adrià, que ja porta tres anys amb l’equip del Santa Gula. Ell ens explica la carta i els suggeriments que tenen aquell dia. Cada dues setmanes canvien algun plat de la carta seguint l’estacionalitat dels productes. Tot i que tenen els seus clàssics, que no falten mai a la carta. Sorprèn la gran varietat de plats que ofereixen tenint en compte els pocs metres quadrats dels que disposen a la cuina. La carta de vins també la van adaptant segons l’època de l’any. Per exemple, deixant els vins més frescos i lleugers per l’estiu.

Ens recomanen que escollim quatre plats i els compartim, així que ens decantem per dos dels suggeriments del dia i dos dels clàssics de la carta.

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

Comencem amb les flors de carxofa confitades, cuites al forn només amb oli i sal. Un plat aparentment senzill i sense concessions a l’estètica, però tremendament addictiu. Són molts els clients que truquen preguntant per aquest plat quan n’és temporada.

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

El toc exòtic ens arriba amb un dels plats que no fallen mai a la carta, el tataki de tonyina vermella en tempura amb amanida de mango, sèsam i alvocat.

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

Un altre dels plats que trobareu sempre a la carta són els raviolis casolans de bolets i gambes amb suquet al parmesà, d’un gust finíssim.

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

Un dels suggeriments del dia era el filet Wellington, una recepta molt clàssica que consisteix en cobrir el filet de vedella amb pasta de full i coure’l al forn. La pasta de full, igual que el pa que serveixen, prové del Forn Sant Josep.

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

A l’hora de les postres, ens vam decantar pel tiramisú al mascarpone amb peres confitades, canyella i cacao. Suposa una autèntica sorpresa quan te’l serveixen.

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

I per acabar, un altre postre d’origen italià: babà al ron amb mascarpone i llima.

Gràcies a l’estacionalitat dels seus plats i a la continua renovació de la carta, la proposta que ofereixen resulta sempre atractiva.

A banda del Santa Gula, Martín i els seus dos altres socis, Nacho Muñoz i Xavi Grau, també tenen dos locals a Sant Cugat: La Burgueseria, un local de burgers i gintònics, i el Can Gula, un restaurant situat dintre del Mercantic. A més a més, s’encarreguen de part de la gastronomia del Primavera Sound. I tot sembla indicar que encara tenen força per nous projectes.

 

Santa Gula
Pl. Narcís Oller, 3
telf: 931 857 649
http://www.santagula.es

Anuncis

Yoi Yoi Gion

Yoi Yoi Gion gastrofila blog de restaurantes barcelona

Yoi Yoi Gion

*Foto extraida de la pagina del FB de Yoi Yoi Gion

Hay nuevo local de Noodles en la ciudad, parece que la demanda pide que se abran este tipo de locales. Ya son míticas las colas que se forman (o formaban) en el Ramen Ya Hiro, un local especializado en el ramen, quizás el plato que más se consume en japón. Sabemos que habrá gente que no ira a un local de Noodles hasta que Adrià y los Iglesias Bros. no abran uno, pero igual, ellos se lo pierden. En este local solo encontrareis Udon, esos fideos gruesos que también dan nombre a una conocida franquicia, en un bol acompañados de caldo y otros ítems. Pero aquí, los hacen ellos mismos, a juzgar por la maquina y las montañas sacos de harina que tienen en la cocina.

El local esta en Diagonal, entre Passeig de Gràcia y Pau Claris, muy céntrico. Es grande, luminoso, decoración muy minimalista y todo muy modernillo. He ido un par de veces, siempre visitas last-minute para comer al salir del trabajo. El Yoi Yoi abrió a principios de junio en modo “soft opening”. Mi primera incursión fue 20 días después de abrirse, y apenas había un par de mesas. La ultima, hace un par de semanas y ya tenia más de media entrada, así que parece que poco a poco la gente lo va conociendo.

 

Yoi Yoi Gion gastrofila blog de restaurantes barcelona

Yoi Yoi Gion

La formula es sencilla, ofrecen Udon y Hiya Udon (fideos frios) y le puedes añadir toppings varios. También hay tapas japonesas para acompañar, pero yo iba solo y os puedo asegurar que con un bol de Udon ya tuve suficiente. como bebidas tienen cosas japonesas diversas y cerveza de barril Kirin.

Yoi Yoi Gion gastrofila blog de restaurantes barcelona

Yoi Yoi Gion

Mi primera visita cayo un Udon con Kakiage, una fritura de verduras. Desde mi ignorancia diré que los Noodles me parecieron muy buenos, textura firme y muy gruesos, caldo ligero pero con buen sabor. Para sorber con fruición (los Udon también se sorben, o sólo los ramen?)

Yoi Yoi Gion gastrofila blog de restaurantes barcelona

Yoi Yoi Gion

 

En la segunda visita era casi obligado probar los Hiya Udon acompañados con Chikuwaten, fritura de surimi. Aquí había menos caldo, pero era mas intenso, se puede apreciar el cambio de color con el de más arriba. También muy buenos.

Udon + cerveza puede rondar entre los 10 o los 15 € , dependiendo de los toppings, en fin de semana o por la noche puede ser correcto. Pero los días laborables se agradecería alguna formula mediodía, más económica, teniendo en cuenta la fuerte competencia de menús que hay por buen precio.

 

Extrabonus: En Yoi Yoi también tienen postres, pero como cierran a las 16:00 ya no dio tiempo a más. Pero no os preocupéis, es la excusa perfecta para acercarse al Hotel Praktik Bakery, a escasos 100 m., y disfrutar de algunas delicias del Baluard, como por ejemplo, un Cannoli!

Hotel Praktik Bakery gastrofila blog de restaurantes barcelona

Hotel Praktik Bakery

 

Yoi Yoi Gion
Avda. Diagonal, 383
Telf: 931 248 701
Facebook

Kilo Restaurante (II)

Ya hacia tiempo que quería probar los platillos del Kilo, quizás como ya había probado alguna vez el menú mediodía, como podéis ver en este antiguo post, era algo que iba demorando por probar nuevos restaurantes. Este es uno de esos restaurantes mediaticos que salió en todos los blogs famosetes, revistas de decoración, y quizás, hasta en el telediario de Madagascar. Así que uno podría pensar que al año, cuando nadie se acordara ya de el, hubiera puesto el cartel de traspaso. Pues no, ya ha pasado mucho más de un año de su apertura, y vas un sábado al mediodía y te lo encuentras totalmente lleno, hasta han ampliado el aforo con unas mesas altas en la entrada. Buena señal. También me doy cuenta que los camareros siguen siendo los mismos que habían cuando abrieron, cosa que me da confianza total.

El local esta en el típico semisótano de algunos edificios del Eixample, con un interiorismo muy cuidado y las frases buenrollistas, Mr. Wonderfull style, en todas partes, paredes, camisetas de los camareros, salvamanteles… Para comer os tenéis que olvidar del típico 1º, 2º y postre. Aquí la carta se basa en platillos, mini (o muy mini) raciones pensadas para compartir y probar muchas cosas diferentes. Todo muy bien presentado, ideal si estáis todo el día dandole al IG, y lo más importante, muy bien preparado.

 

kilo restaurante gastrofila blog de restaurantes barcelona

Kilo Restuarante

Empezamos con unas deliciosas Croquetas caseras de gallina y jamón ibérico, que vienen servidas en una mini freidora.

 

kilo restaurante gastrofila blog de restaurantes barcelona

Kilo Restaurante

Seguimos con algo ligerito, Ensalada de Burrata y rúcula con tomates dulces y albahaca, bien aliñada y algo que por desgracia, no es muy común encontrar, servida a una temperatura correcta, es decir, no acabada de sacar de la nevera.

 

kilo restaurante gastrofila blog de restaurantes barcelona

Kilo Restaurante

Aqui el plato estrella de la comida, los Raviolis de Brie y Trufa. Nos pillo por sorpresa porque esperabamos unos raviolis convencionales. En estos, la pasta es substituida por una ligera y crujiente pasta brick, y un interior de un gusto a trufa espectacular.

kilo restaurante gastrofila blog de restaurantes barcelona

Kilo Restaurante

Y la decepción fue el “Trinxat” de patata y ceps con papada confitada y calamar de anzuelo. No entendí porque presentan por separado la papada y el calamar del “trinxat”, i el trinxat no me acabo de convencer.

kilo restaurante gastrofila blog de restaurantes barcelona

Kilo Restaurante

Acabamos con un Arroz “Socarrat” de setas, salchichitas y papada,de esos que no pararías de comer, sabroso y con su base socarrada, hasta te dan una espátul  para rascar la paella hasta dejarla impoluta.

 

kilo restaurante gastrofila blog de restaurantes barcelona

Kilo Restaurante

En el apartado dulce, nos empujamos un Coulant de Ferrero Rocher, que si sois fans de los famosos bombones, no os lo podéis perder.

En general, las raciones no eran muy grandes, podríamos haber comido algún platito más, pero nos quedamos bien. Todo esto con un par de cervezas y cafeses costo menos de 60 €.

Como valoración global puedo decir que me gusto mucho y en la carta habían otros platos seguramente igual de apetecibles que los aquí presentados. Así que si vais, será difícil fallar. Eso si, mejor ir con reserva no sea que os quedéis con las ganas.

 

Kilo Restaurante
C/ Balmes, 165
Telf: 932 221 795