Santa Gula

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

Santa Gula

Va ser el 2011 quan el Santa Gula va aixecar la persiana a la plaça Narcís Oller. La seva font i els carrers tranquils que l’envolten fan que sigui un petit oasi a escassos metres del bulliciós centre de Barcelona. “En aquella època estàvem sols, no teníem cap restaurant per la zona” ens explica Martín Marchese, xef i soci del restaurant. Van ser uns inicis durs però, tot i que durant els sis primers mesos quasi no tenien clients, de cop i volta hi havia cua per aconseguir taula. Segurament a causa d´un article al “Què fem” de La Vanguardia. I, des de llavors, no han parat.

Actualment s’ha revalorat la zona i podem trobar altres restaurants com Fan Shoronpo, Antúnez o La Pubilla, aquest darrer una mica més allunyat. Tenen bona relació entre ells i s’envien clients mútuament. Saben que la gent no té ganes d’anar sempre al mateix restaurant i volen provar coses noves.

Al Santa Gula des del principi tenien clar que no volien fer menú migdia: tot i saber com d’acostumada està la clientela barcelonina a tenir aquesta opció els dies laborables, ells sentien que els limitava. El seu plantejament inicial era fer una cuina de bistrot, plats no gaire elaborats i enfocats al producte. Però cada cop que introduïen un plat més elaborat a la carta, tenia molta acceptació. Així que, poc a poc, han anat sofisticant tota la carta. I, pel que sembla, els ha funcionat: vam anar al restaurant un dijous al migdia i gairebé tenien la sala plena.

La clientela és molt diversa i hi podem trobar des de gent del barri fins a estrangers. De fet, hotels com el Casa Fuster o l’Hotel W, entre d’altres, envien els seus clients a menjar-hi.

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

Santa Gula

El Santa Gula és un local petit però molt acollidor. Una de les primeres coses que un percep quan hi entra és la calidesa de la fusta i la llum natural que omple l’espai. El color blanc hi predomina, les taules estan despullades d’estovalles remarcant la seva proposta d’informalitat i hi destaca un rètol lluminós on podem llegir “Gula”. El local va ser reformat recentment per tal de fer-lo encaixar amb l’esperit del projecte. Ho van fer ells mateixos amb l’ajuda d’un amic que és fuster i els va construir els mobles.

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

Santa Gula

La responsabilitat de la sala està en mans de l’Adrià, que ja porta tres anys amb l’equip del Santa Gula. Ell ens explica la carta i els suggeriments que tenen aquell dia. Cada dues setmanes canvien algun plat de la carta seguint l’estacionalitat dels productes. Tot i que tenen els seus clàssics, que no falten mai a la carta. Sorprèn la gran varietat de plats que ofereixen tenint en compte els pocs metres quadrats dels que disposen a la cuina. La carta de vins també la van adaptant segons l’època de l’any. Per exemple, deixant els vins més frescos i lleugers per l’estiu.

Ens recomanen que escollim quatre plats i els compartim, així que ens decantem per dos dels suggeriments del dia i dos dels clàssics de la carta.

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

Comencem amb les flors de carxofa confitades, cuites al forn només amb oli i sal. Un plat aparentment senzill i sense concessions a l’estètica, però tremendament addictiu. Són molts els clients que truquen preguntant per aquest plat quan n’és temporada.

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

El toc exòtic ens arriba amb un dels plats que no fallen mai a la carta, el tataki de tonyina vermella en tempura amb amanida de mango, sèsam i alvocat.

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

Un altre dels plats que trobareu sempre a la carta són els raviolis casolans de bolets i gambes amb suquet al parmesà, d’un gust finíssim.

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

Un dels suggeriments del dia era el filet Wellington, una recepta molt clàssica que consisteix en cobrir el filet de vedella amb pasta de full i coure’l al forn. La pasta de full, igual que el pa que serveixen, prové del Forn Sant Josep.

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

A l’hora de les postres, ens vam decantar pel tiramisú al mascarpone amb peres confitades, canyella i cacao. Suposa una autèntica sorpresa quan te’l serveixen.

Santa Gula Restaurant Barcelona Gastrofilia

I per acabar, un altre postre d’origen italià: babà al ron amb mascarpone i llima.

Gràcies a l’estacionalitat dels seus plats i a la continua renovació de la carta, la proposta que ofereixen resulta sempre atractiva.

A banda del Santa Gula, Martín i els seus dos altres socis, Nacho Muñoz i Xavi Grau, també tenen dos locals a Sant Cugat: La Burgueseria, un local de burgers i gintònics, i el Can Gula, un restaurant situat dintre del Mercantic. A més a més, s’encarreguen de part de la gastronomia del Primavera Sound. I tot sembla indicar que encara tenen força per nous projectes.

 

Santa Gula
Pl. Narcís Oller, 3
telf: 931 857 649
http://www.santagula.es

Anuncis

Kilo Restaurante (II)

Ya hacia tiempo que quería probar los platillos del Kilo, quizás como ya había probado alguna vez el menú mediodía, como podéis ver en este antiguo post, era algo que iba demorando por probar nuevos restaurantes. Este es uno de esos restaurantes mediaticos que salió en todos los blogs famosetes, revistas de decoración, y quizás, hasta en el telediario de Madagascar. Así que uno podría pensar que al año, cuando nadie se acordara ya de el, hubiera puesto el cartel de traspaso. Pues no, ya ha pasado mucho más de un año de su apertura, y vas un sábado al mediodía y te lo encuentras totalmente lleno, hasta han ampliado el aforo con unas mesas altas en la entrada. Buena señal. También me doy cuenta que los camareros siguen siendo los mismos que habían cuando abrieron, cosa que me da confianza total.

El local esta en el típico semisótano de algunos edificios del Eixample, con un interiorismo muy cuidado y las frases buenrollistas, Mr. Wonderfull style, en todas partes, paredes, camisetas de los camareros, salvamanteles… Para comer os tenéis que olvidar del típico 1º, 2º y postre. Aquí la carta se basa en platillos, mini (o muy mini) raciones pensadas para compartir y probar muchas cosas diferentes. Todo muy bien presentado, ideal si estáis todo el día dandole al IG, y lo más importante, muy bien preparado.

 

kilo restaurante gastrofila blog de restaurantes barcelona

Kilo Restuarante

Empezamos con unas deliciosas Croquetas caseras de gallina y jamón ibérico, que vienen servidas en una mini freidora.

 

kilo restaurante gastrofila blog de restaurantes barcelona

Kilo Restaurante

Seguimos con algo ligerito, Ensalada de Burrata y rúcula con tomates dulces y albahaca, bien aliñada y algo que por desgracia, no es muy común encontrar, servida a una temperatura correcta, es decir, no acabada de sacar de la nevera.

 

kilo restaurante gastrofila blog de restaurantes barcelona

Kilo Restaurante

Aqui el plato estrella de la comida, los Raviolis de Brie y Trufa. Nos pillo por sorpresa porque esperabamos unos raviolis convencionales. En estos, la pasta es substituida por una ligera y crujiente pasta brick, y un interior de un gusto a trufa espectacular.

kilo restaurante gastrofila blog de restaurantes barcelona

Kilo Restaurante

Y la decepción fue el “Trinxat” de patata y ceps con papada confitada y calamar de anzuelo. No entendí porque presentan por separado la papada y el calamar del “trinxat”, i el trinxat no me acabo de convencer.

kilo restaurante gastrofila blog de restaurantes barcelona

Kilo Restaurante

Acabamos con un Arroz “Socarrat” de setas, salchichitas y papada,de esos que no pararías de comer, sabroso y con su base socarrada, hasta te dan una espátul  para rascar la paella hasta dejarla impoluta.

 

kilo restaurante gastrofila blog de restaurantes barcelona

Kilo Restaurante

En el apartado dulce, nos empujamos un Coulant de Ferrero Rocher, que si sois fans de los famosos bombones, no os lo podéis perder.

En general, las raciones no eran muy grandes, podríamos haber comido algún platito más, pero nos quedamos bien. Todo esto con un par de cervezas y cafeses costo menos de 60 €.

Como valoración global puedo decir que me gusto mucho y en la carta habían otros platos seguramente igual de apetecibles que los aquí presentados. Así que si vais, será difícil fallar. Eso si, mejor ir con reserva no sea que os quedéis con las ganas.

 

Kilo Restaurante
C/ Balmes, 165
Telf: 932 221 795

 

3 Food, People & Music

Mi experiencia en 3 Food, People & Music fue algo sin premeditación -y naturalmente sin alevosía-. Tras un frustado intento de ir al Paco Meralgo, uno de mis lugares de tapas preferido, para cenar un viernes sin reserva. Los más de 20 minutos de espera para conseguir mesa me hicieron pensar en buscar alguna alternativa cerca. Entonces recordé las buenas criticas que había leído sobre el 3 y decidí probar suerte.
Con este nombre tan “cool” donde el Food comparte protagonismo con People & Music, alguien podría pensar -equivocadamente-, que es otro de esos clubs sociales disfrazado de restaurante sin ningún interés gastronómico. Three is a magic number, porque tres son los responsables de este proyecto, que trabajaron juntos en el Arola Arts, y cada uno es responsable de una de las patas de esta aventura, Natxo Arola, Eduard Arola y Matteo Pancetti.
Toda la acción ocurre en el altillo de un discreto local de doble altura. La planta de abajo queda algo desangelada con esa larga barra desierta. Pero en el altillo las cosas cambian, el local esta a tope generando un ligero bullicio, creando un ambiente distendido, sofisticado y informal que invade el espacio minimalista vestido de color blanco nuclear, donde destaca la cocina a la vista con su barra de showcooking. Allí estaré yo al próxima visita para poder ver todos los entresijos de esta representación, pero en esta ocasión me ha tocado estar en una mesa sin manteles. 
La música esta lo suficiente alta para disfrutarla, pero lo suficiente baja para mantener una conversación sin gritar.
La sala esta en mano de Eduard que se siente como pez en el agua. Simpático, cercano, que te hace sentir como si estuvieras en tu casa. Se nota que disfruta de su trabajo y se desvive por su proyecto, al final de la comida nos contara cosas de sus nuevos proyectos en Sitges y el Hotel Axel de Barcelona con mucho entusiasmo. La verdad es que no es fácil encontrar personas así.
La oferta gastronómica se compone básicamente de platillos, algo sofisticados, y coca-pizzas. Aunque hay algo que llama la atención… Sorpresa! No hay hamburguesa en la carta! Parece mentira que esto sea noticia, pero parece ser que si no hay hamburguesa en la carta de tu restaurante no eres nadie.
Finalmente nos decantamos por un showtaping, un menú sorpresa a manos de Matteo. 
Para los poco bebedores o con acompañante abstemio tienen la opción de vino a copas. Algo, por fortuna, cada vez mas extendido.

Buen Pan de coca con tomate.

Empezamos con una Esqueixada de corvina de fino sabor, muy buena.

Terrina de foie casera y chutney de mango, acompañado de unos carquinyolis. Perfectamente temperado, cubierto de un fino caramelo crujiente y algo especiado. Increible el chutney de mango!
Steak Tartar “Como en Paris”, sabroso y jugoso con una especie de “Doritos” por encima.

Patatas 3, Como no podía ser de otra manera, bravas en versión Arola, poco más grandes que un dedal, confitadas y sabrosísimas acompañadas de una suave salsa brava.

Delicioso el Escabeche tebio de bonito con aceite de oliva, muy meloso.

Falso canelón de carn d’olla, unos rigatoni a modo de canelon rellenos de carn d’olla y gratinados. 

Goloso el Bocadillo de pincho moruno, muy tierno el pan y acompañado de una suave salsa de pimiento verde.

De postre una buena la Crema catalana.

La cuenta para dos, Gin-Tonic de Broker’s con Fentimans incluido.
Una vez acabada la cena el local se transforma en un tranquilo local para tomar copas. Asi que puedes alargar una agradable velada sin tener que levantarte de la mesa. La especialidad de Eduard son los Gin-Tonics, y gracias a un carrito con todos los elementos necesarios, prepara los Gin-Tonics delante del cliente.
La verdad es que salí encantado con la comida y con el trato. Volveremos

3 Food, People & Music
C/ Corsega, 231-233
Telf: 934 193 355

Bar del Pla

Otro de tapas! Y es que la oferta de este tipo de locales en Barcelona es enorme, la tapa vende más alla de los pirineos y eso se nota, sobretodo en las zonas turísticas. Por desgracia, la mediocridad es el nivel estándar en este tipo de locales, por lo que es muy difícil separar el grano de la paja. 
El Bar del Pla, a pesar de estar en una zona turística com es el Barrio del Born no se encuentra en un lugar de paso, pero aún así es imposible ir sin reserva porque llena cada noche, por algo será… 
A pesar de reservar con un día de antelación ya me avisaron que no habían mesas disponibles por lo que nos toco estar en la barra. Se nota que este local aparece en las guías turísticas por la curiosa mezcla de locales y foráneos que llenan el local, al lado teníamos una pareja extranjera que rondaban los 50 que acompañaban las tapas con sendos Gin Tonics de Citadelle. Nosotros fuimos más ortodoxos y pedimos cerveza.

Buen Pan de coca con tomate, templado y crujiente.

Unas Olivas Gordal y Aragonesas, cortesía de la casa, para acompañar las cervezas mientras esperábamos las tapas. 


Croqueta de calamar en su tinta, buen rebozado y una bechamel consistente con tinta de calamar de buen sabor, muy buenas.


Buena Ensaladilla rusa, con el atún como ingrediente principal, patata y huevo rallado por encima.

Tataki de presa ibérica acompañado de higos, no nos acabo de convencer ya que la carne estaba fría en lugar de templada.

Sabrosos los Calamarcitos con habitas.

Y para acabar unos contundentes Huevos estrellados con butifarra del Perol.

De postres, deliciosa Torrija de Santa Teresa con helado de canela.

Y un Pastel de queso de gusto más marcado, acompañado de un crumble y un coulis de frutos rojos. Lo prefiero a aquellos hechos con queso fresco o quesos más neutros. Muy bueno.

La cuenta para dos.
En el Bar del Pla han cuidado mucho el diseño y el marketing, pero se sostiene con una cocina a la altura de lo que se espera.

Bar del Pla
C/ Montcada, 2
Telf: 932 683 003

Follia de pot (San Joan Despi)

A veces la comodidad y la gran variedad gastronómica del distrito del Eixample nos hace olvidar que existe vida gastronómica más allá de sus fronteras. En los alrededores de Barcelona existen los que podríamos llamar restaurantes periféricos, que justifican por si solos coger el coche y hacer un pequeño trayecto de pocos minutos para acercarnos a ellos. Podemos decir que el Capritx de Terrassa, gracias a su estrella Michelin conseguida en 2010, es el abanderado de este grupo de restaurantes. Pero no hay que olvidarnos de El Cigró d’Or en Gelida, Lluerna en Santa Coloma o Tres Macarrons en El Masnou.
En esta ocasión, gracias otra vez al 2×1 de la revista Cuines, nos acercamos al Follia de Sant Joan Despi. “Follia” traducido al castellano significa “locura”, un nombre muy acertado en este proyecto personal de Jo Baixas.
Una locura por el espacio. Solo por la espectacular reforma de esta antigua masía, ya vale la pena la visita. Mosaicos y alfombras en el suelo, muebles restaurados, madera, cristal, acero corten, son los materiales que dan vida a este espacio. Solo entrar a la masía nos encontramos una pequeña sala con una mesa para seis personas y al fondo la cocina a la vista con el trajín de los cocineros, girando a la izquierda nos encontramos con la sala, con mesas de gran formato alineadas frente a la espectacular cristalera. También dispone de una terraza que debe ser una delicia en verano para tomar una copa después de la cena. En esta planta se encuentra el espacio gastronómico, donde Baixas muestra su cocina mas personal. Donde podemos encontrarnos con sugestivos menús de colores o actualmente de un menú al revés, donde se empieza por los postres para acabar con los snacks (lo podéis ver en su web).
En el sótano, encontramos Follia de Pot, el local de tapas y también una oportunidad de acercarnos a un restaurante gastronómico de una forma más asequible. Un ambiente más informal con las mesas sin mantel y la cocina también a la vista del cliente. No hay carta, toda la oferta de montaditos, embutidos, pates y platillos esta escrita en grandes pizarras al fondo del local. 
follia de pot gastrofilia
No acostumbro a hablar de los vinos por mi incultura, pero tengo que decir que compartir la carta de vinos con el restaurante gastronómico da lugar a situaciones curiosas como poder degustar un Pingus, de 1400 € la botella, con montaditos o patatas bravas. La carta de vinos formada por fichas individuales es extensa pero algo incomoda. Finalmente, nos decantamos por un vino fuera de la carta que nos recomendaron, San Cristoforo, un vino de garaje de la Toscana, goloso y muy frutal.

follia de pot gastrofilia
Patatas Bravas, empezamos por algo diferente, patatas laminadas en lugar de fritas hechas como si fueran para una tortilla y finalmente un golpe de horno o salamandra. Muy buenas.

follia de pot gastrofilia
Montadito de Ceps, cebolla caramelizada y huevo de codorniz, muy sabroso. Algo incomoda para comer la tostada que hace de base de los montaditos. 

follia de pot gastrofilia
Montadito de bacalao, sobrasada y cabello de angel, buena combinación dulce y salado. 

follia de pot gastrofilia

Montadito de xistorra, morcilla, butifarra y crema de parmesano, buenisimo, especialmente la morcilla.

follia de pot gastrofilia
Pasamos a los guisos, algo más tradicionales, con el Civet de ciervo, en esta epoca no podía faltar un plato de caza, sabor potente y generoso salseado, para mojar pan.

follia de pot gastrofilia
 Muy bueno también el Calamar en su tinta.

follia de pot gastrofilia
 Para acabar un guiso con un toque más exótico como el Pollo al Curry.

follia de pot gastrofilia

De postres, bien la Tarta Sacher.

follia de pot gastrofilia
Tiramisu, donde el mascarpone fue el sabor predominante, por encima del cacao o el cafe. Muy bueno.

follia de pot gastrofilia
La cuenta para dos. Ajustada por el 50% de descuento que teníamos en las tapas.

Follia de Pot
C/ de la Creu d’en Muntaner, 17
Sant Joan Despi
Telf: 934 771 050

Tickets

Tickets gastrofilia
Tickets es sin lugar a dudas especial. Por suerte, gracias al sistema actual de reservas el tiempo para conseguir mesa es de “solo” con 3 meses de antelación.
Todo el mundo quiere ir al Tickets y es que cualquier proyecto de los hermanos Adrià, los Reyes Midas de la gastronomía, tiene una gran repercusión a nivel mundial. Solo hace falta observar lo que pasa en los exteriores para ver la magia que despierta este local. La gente de paso, turistas y gente de otros locales, se acercan para hacerse fotos en la puerta y miran, alucinados, que depara su interior, la clientela, los platos… Entre ellos comentan en voz baja a que sabrán los platos que ven pasar delante de sus ojos e intentan imaginar la sensaciones de saborearlos.
Para mi toda esta historia empezó una calurosa noche de mediados de Agosto, cuando hice el click para realizar la reserva en la web del Tickets y sin saber exactamente quien me acompañaría, por suerte no tuve que preguntar mucho para encontrar compañero de viaje…
Tres meses de larga espera para que todo ocurra en poco más de dos horas y media, donde todo pasa rápido, muy rápido y que sin darte cuenta vuelves a salir por la misma puerta por la que has entrado. De Tickets no sales vacío (y no hablo solo del estomago), sino lleno de sensaciones y recuerdos que se quedaran grabados en tu cerebro durante mucho, mucho tiempo.


Tickets gastrofilia
Camareros con vestimenta circesense, una ambientación claramente kitsch, con barras que parecen tiendas de mercado, numerosos gatos de la fortuna, anuncios de patrocinadores, suelo de trencadis, carro de helados, todos estos elementos crean un ambiente alegre y distendido. Casi parecía estar dentro de la fabrica de chocolate de Willy Wonka con el increíble diseño de producción de la película de Tim Burton, Charlie y la fabrica de chocolate
Este ambiente festivo también se traslada a la cocina, donde el principal objetivo es el disfrute del comensal, parece algo obvio, pero pocas veces se consigue como aquí. Con nuestra memoria gastronómica de fondo y con preparaciones de gran aceptación, ya sea con unas simples olivas o unos berberechos, buscan su objetivo por dos caminos: Innovación, donde buscan sorprender al comensal, y Excelencia.
Tickets gastrofilia
Detalle de la carta del Tickets, donde encntramos dibujados a los hermanos Adrià e Iglesias, socios capitalistas del proyecto y dueños del Rias de Galicia
En el momento de pedir existe la opción de un menú personalizado. Puedes decir cuales son los platos que no quieres, si tienes alguna alergia o te interesa algún plato en especial y, a partir de aquí, te construyen un menú. No dudamos en escoger esta opción casi sin mirar la carta, dejándoles libertad total para construir nuestro menú.
Toda la cena la decidimos acompañar con cerveza, muy buena y bien tirada.

Tickets gastrofilia

Tickets gastrofilia

Las Olivas de Tickets: gordal adobada o verdial. Un clásico de la casa. Excelente comienzo del menú, toda una explosión de sabor.

Tickets gastrofilia
Mini mejillones “Bouchot” en escabeche tradicional, aderezados con un poco de tomillo.

Tickets gastrofilia
Variedad de pescaíto frito con polvo de algas gallegas, una crujiente textura de corteza de cerdo.

Tickets gastrofilia
Miniairbags rellenos de queso manchego, acompañado de un toque de polvo de avellana. ligereza imposible, sabor infinito.

Tickets gastrofilia

Huevos de codorniz 1′ 40″ con migas de almogrote, todo un juego de texturas.

Tickets gastrofilia
Muy buen Pan con tomate.

Tickets gastrofilia
La novedad de la semana Ostras con caldo de pollo, acompañadas de perlas de albahaca.

Tickets gastrofilia
Cuando no puedes innovar en un plato el único camino que queda es la excelencia, como en este Bonito soasado Tickets.

Tickets gastrofilia
Inmensos (y no lo digo sólo por su tamaño) los Berberechos en salsa verde.

Tickets gastrofilia
Navajas con salsa de jengibre, cayena y aire de limón. Partidas por la mitad, una parte con salsa de jengibre y la otra con el aire de limón, personalmente me quedo con las de jengibre.

Tickets gastrofilia
Ventresca de atún 54 ºC en su jugo con escalivada, bueno, pero el plato que menos nos convenció de todos.

Tickets gastrofilia
Molleta de papada, “el McDonalds del Tickets” nos dijeron. Papada de cerdo, mozarella y un toque de mostaza envuelto en una especie de pan redondo ligero y super esponjoso Riquisimo, me hubiera comido 10!

Tickets gastrofilia

Air baguette de jamón ibérico, el bocadillo al reves!

Tickets gastrofilia
Espalditas de conejo al salmorejo, una receta tipica canaria, que hizo que sin ser muy amante del conejo no dejara ni los huesos.

Tickets gastrofilia
Patatas confitadas en aceite de oliva con jugo de costilla de cerdo y jamón iberico cocido, increíble jugo de textura casi gelatinosa.

Tickets gastrofilia
Pincho de Sot y Lesse de pollo de corral con shitakes, el Sot y Lesse es la parte mas sabrosa y tierna de las aves, de un color más oscuro.

Tickets gastrofilia
Finalizando el menú con algo ligerito…Cazuela de garbanzos con pulpo y callos!

Tickets gastrofilia
Pastel tibio de almendras con sorbete de melocotón rojo, tan simple como inolvidable.

Merengue de cafe y cacao con helado de chocolate y fruta de la pasión. Un goloso final!
Tickets gastrofilia
Tickets gastrofilia
La cuenta final para dos personas. 
Seguramente con la mitad de los platos hubiéramos podido cenar correctamente, pero las ganas de probar cosas pudieron con nosotros y tampoco cada día se puede ir al Tickets. 
Una experiencia increíble.


Tickets
Avda. Paral·lel, 164
(Solo reservas online)

Betlem Miscel·lània Gastronòmica

A metamorfosearse! Que decían los Power Rangers, y es que en estos tiempos de crisis no queda otra. Betlem nació como “casa de queviures” hace mas de 100 años en una de esquinas con más solera del eixample dret, compartiendo protagonismo con el Bar Funicular. En los últimos años se había adaptado a los nuevos tiempos con la venta de productos gourmet, apenas un par de veces había entrado a comprar algo pero puedo decir que elaboraban uno de los mejores foie mi-cuit de Barcelona. 
Hace menos de un mes inauguraron su nueva etapa como gastrobar, tras una profunda reforma del local, totalmente remodelado, pero sin perder su esencia de local centenario, manteniendo ciertas estructuras como el mosaico hidráulico o la alta estantería de madera que recorre el local rebosante de botellas.
Amplio horario, ideal para comer o tapear a cualquier hora del día, con una oferta de conservas, embutidos, quesos, bocadillos y platos algo más elaborados. En la barra encontramos tiradores de cerveza Moritz , Epidur y de vermut Izaguirre!
Llegamos un viernes noche a las 22:45. Que vitalidad le da a este tranquilo chaflán de Barcelona la flamante y codiciada terraza del Betlem con un lleno hasta la bandera. Encontramos un par de taburetes libres en una de las barras que recorre todo el local. Alguien dijo que los taburetes del Cañete eran incomodos? que visite el Betlem! 
Nos apresuraron un poco a la hora de hacer la comanda porque en 15 minutos cerraban cocina. Esto es lo que degustamos acompañado de una cerveza y como siempre, todo para compartir.
betlem miscelania gastronomica gastrofilia

Un buen Pan con tomate.

betlem miscelania gastronomica gastrofilia
Croquetas de jamón ibérico, algo aceitosas y no muy sabrosas, a pesar de llevar tropezones de jamón, mal comienzo.

Unas Patatas bravas de las que no hay foto, las patatas estaban cortadas a cubos grandes que parecían refritas, la salsa era una especie de sofrito de tomate picante. No convenció en absoluto.

betlem miscelania gastronomica gastrofilia
Por suerte la cosa empezó a mejorar con las Tostadas de Steak Tartar, predominante sabor a pepinillos y salsa Worcestershire y quizás le faltaba algo más de jugosidad, pero tenia un buen punto picante, y se mostró solvente.
betlem miscelania gastronomica gastrofilia
Presa ibérica con pimientos del piquillo, muy sabroso, buen producto y buena cocción. 

betlem miscelania gastronomica gastrofilia
También muy bueno los Calamarcitos con alioli y uva, fresquisimos y sabrosos calamarcitos que les falto un punto de cocción ya que el interior quedo algo crudo, acompañado de un suave alioli de textura muy ligera, las uvas le daban frescor al conjunto. Muy bueno.

betlem miscelania gastronomica gastrofilia
Como postres un Crujiente de Mel y mato, delicioso helado de mato acompañado de finisimas capas de hojaldre todo regado en miel y con una pequeña porcion de pastel de queso y limon que hacia de base para mantener las capas del hojaldre en vertical. Muy bueno.

betlem miscelania gastronomica gastrofilia
Baba al ron, baba bien emborrachado de ron acompañado de un buen helado de vainilla y piñones. Delicioso.

betlem miscelania gastronomica gastrofilia
La cuenta para dos. Nos quedamos con la sensación que la cosa fue de menos a más y la impresión general fue buena.
Otro par de detalles que hay que mejorar, las bebidas las pedimos solo sentarnos, antes de escoger los platos y nos las trajeron junto a las croquetas. Y el pan con tomate se sirvió lo ultimo junto a los calamares. Supongo que el local aún esta en rodaje y era la última hora del servicio de un viernes noche, pero espero que mejoren estos pequeños detalles.
Betlem Miscel·lània Gastronòmica
C/ Girona, 70
Telf: 932 655 105 
No aceptan reservas