ABaC Restaurant & Hotel

Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona
Allí donde las empinadas rampas del calle Balmes empiezan a castigar las piernas, lejos de los grandes ejes gastronómicos de la ciudad, encontramos uno de los restaurantes “Top” de Barcelona.
Claro, un restaurante donde te reciben con la mesa vestida con una vajilla Versace, no podría estar en otro lugar. No hay duda de que en el Abac tienen cierta predilección por el lujo. Un lujo del todo patente en las habitaciones del hotel. Las cuales incluyen iPad, Televisor Bang & Olufsen o Amenities de Hermes, por poner algunos ejemplos. Pero también en la cocina con productos como el Caviar Irani, Trufa o Mariscos de primera calidad. Todo en unas instalaciones magnificas ubicadas en la antigua casa de la hija del Dr. Andreu -Sí, el de las  famosas pastillas-, que fue totalmente remodelada para adecuarlo a los nuevos usos. También se construyo un nuevo edificio, totalmente acristalado, que es donde se encuentra el restaurante. Hace pocos meses, recibieron la certificación FAD por la calidad de diseño de todo el complejo.
Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona
El restaurante,  esta en las manos de Jordi Cruz. Que ademas de ser uno de los miembros del jurado de Masterchef, fue el segundo cocinero más joven en conseguir una estrella Michelín… del mundo! Lo logro con apenas 24 años en L’Estany Clar, un restaurante cerca de Berga. Después paso por el restaurante L’Angle del Mont Sant Benet, donde también consiguió una estrella. Y cuando Xavier Pellicer abandono el Abac en 2010. Sus propietarios, Josep Maria González Simó y Lluís Geli, hicieron una apuesta arriesgada, y contrataron al joven cocinero con más proyección y futuro de la gastronomía catalana. Después de 3 años, se puede decir que la apuesta ha sido un éxito, y la propuesta de Jordi esta completamente consolidada en el Abac, como pude comprobar personalmente hace unas pocas semanas gracias a su menú degustación más largo, el Menú Gran ABaC (155 €). 
Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona
El menú consta de 15 elaboraciones y empieza con un poco de Show Cooking -como me gusta que pasen cosas en la sala-. El Nitro cóctel, donde gracias al nitrógeno líquido, preparan un sorbete al momento de Licor St. Germain, jugo de lichi, canela y lima. Acompañado de unos Dados de manzana.
Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona
El refrescante Nitro cóctel y la vajilla Versace.
Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona
Curry de Almejas de Carril con lima Kafir, caldo de toques cítricos, pequeñas explosiones de curry y unas almejas increíbles.
Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona
Nieve de Bloody Mary de Mariscos y Salazones. Este Bloody Mary no lleva vodka, pero si mantiene el  toque punzante genuino, como acompañantes encontramos berberechos y navajas.
Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona
Fina Focaccia de Foie-Gras, piñones tostados, consomé de cebollas con trufa de verano y raspadura de pieles de naranja. El unico plato finger food de todo el menú.
Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona
Un plato que del que seguro, se acordaran  todos aquellos seguidores de Masterchef, los Ñoquis de parmesano con setas crudas y asadas, agua acidulada de hongos y trufa de verano. Las setas eran ceps y colmenillas, vamos, el bosque en el plato.
 
Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona
Un plato mar y montaña. Ostra Guillardeau y panceta ibérica, servidas tibias y ahumadas, con un consomé de caza y una ensalada de nervaduras Thai/Mex.  Presentado en una vajilla con forma de valva, encontramos una ostra de calibre nº 0 cortada en cuatro partes, cada una acompañada de una loncha de panceta ibérica y el caldo de caza, todo ligeramente entibiado. Para descansar el paladar de sabores tan intensos,  contrasta con la refrescante y crocante ensalada de toques ácidos.
Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona
Pequeños lomos de bacalao, pieles de gelatina, espinacas y garbanzos. Los lomos son en realidad como una especie de ñoquis de brandada de bacalao con la piel pegada.
Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona
Muy golosa la Yema de huevo curada en agua de mar con caviar y Parmentier al limón. Ahí está el caviar iraní como secundario de lujo.
Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona
Bistec tártaro ahumado, nieve de ternera aliñada, yema cocinada, velo de mostazas y crujiente de pan a la pimienta. La nieve de ternera esta hecha con la Pacojet (la maquina que utilizan los restaurantes para elaborar sus helados), y tiene una textura que, personalmente, no me acaba de convencer, hubiese preferido el clásico corte a cuchillo. Llama la atención que en un país tan carnivoro, este sea el único plato con carne roja del menú.
Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona

Un plato que es puro clasicismo, Vieira asada, Meunière de lima y Parmentier al limón, pequeñas zanahorias salteadas a la mantequilla. Perfecta ejecucion, con una vieira perfectamente marcada por fuera y ligeramente cruda por dentro.

Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona
Salmonete mediterráneo frito con cebollas, allioli de citronela y tomates confitados. En realidad lo que esta frito son sus espinas que se fríen por separado hasta que estén crujientes, y luego las vuelven a juntar con los lomos gracias a la Transglutaminasa, una proteína activa que también se conoce como el “pegamento de la carne”. Se acompañaba de una falsa patata, que en realidad era un buñuelo de cebolla confitada, y unos increíbles tomates confitados.
Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona

Acabamos el apartado salado con otro mar y montaña. El Rabito y lagrima ibérica, gambas de Palamós, consome de corales y pan de curry. La lagrima ibérica es la carne que hay entre las costillas del cerdo. Espectacular la Gamba.

Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona
Como prepostre este Sorbete Nitro de frambuesas y destilado de Peras al regaliz
Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona
Platano con texturas de cacao, caramelo de nuez moscada y lima. Platano y chocolate siempre ha sido una combinación ganadora para elaborar postres.
Abac Restaurant gastrofilia blog restaurantes barcelona
Sobre crujientes galletas, nieve de yogur, néctar de flores y violetas. Seguimos con las texturas frias, pero esta vez con sabores mas sutiles y delicados. Todo coronado con un crujiente de Obulato, con un nectar de flores que, quizás, lo hacia excesivamente dulzón.
 
El menú acaba con los Petit Fours, donde destaca el pintalabios de frambuesa com elemento play food.
 
A pesar de los 15 platos, podemos decir que es un menú ligero, bien pensado y estructurado. Visualmente bien cuidado, con vajilla especifica para cada plato. Donde todos los platos fueron de gran nivel, sin ningún altibajo. 
También quiero destacar el pase de los platos, que fue preciso como un metrónomo, salvo un pequeño desajuste en el último plato antes de los postres, donde tuvimos que esperar algo más de la cuenta. 
En definitiva, el Abac, esta a la altura de lo que uno espera.
 
ABaC Restaurant & Hotel
Avda. Tibidabo, 1
Telf: 933 196 600

Saüc (II)

Saüc restaurant gastrofilia
Un sabado al mediodía, cerveza y unas Patatas y Yuca Fritas para picar, mucha gente podria pensar que estoy en cualquier bar de barrio haciendo el aperitivo, pero nada de eso, me encuentro comodamente sentado en un restaurante de estrella michelin, ubicado en un lujoso hotel del centro de Barcelona, dispuesto a hacer uno de sus menus degustación, sorprendente? quizás…  Naturalmente, no son unas patatas qualquiera, son extra-crujientes y con el punto de sal adecuado. De esta forma empezó la comida en Saüc, el restaurante de Xavier Franco. Los restaurante de hotel nunca han sido mi tipo de restaurante preferido. Tienen una puesta en escena, que personalmente encuentro innecesaria, que aumentan la factura más de la cuenta, y prefiero buscar sitios con una relación Calidad-Precio más ajustada. Pero este restaurante, es algo especial, no se trata de un asesoramiento por parte de un famoso chef estrellado, sino que Xavier tiene una implicación total en el proyecto. Ya en mi visita anterior al Saüc, me causo muy buena impresión y tenia ganas de volver en otra ocasión. Así, que cuando vi que era uno de los restaurantes incluido, en la promoción 2×1 de la revista “Cuina”, no dude ni un segundo en volver a visitarlo. Ganas de ver la evolución de algunos de los platos que ya habia comido en la vez anterior, y sobretodo, disfrutar con su cocina tradicional.
La promoción consistia en un 2×1 en el menú Clásico, el más corto de los 3 que ofrecen, que consistia en snacks, 2 aperitivos, 3 platos principales, quesos y 2 postres. Así que prosigamos con el resto del menú.

 

Acto seguido llegan las olivas, pero no se asusten, esta vez se trata de un mini plato-sequencia, dividido en tres bocados de diferentes texturas y sabores. Primero una morbida Aceituna Gordal, seguido de un brutal Pate de Fruit de Olivada y acabamos con un Bizcocho de oliva con una espuma de anchoa no del todo conseguido, el sabor de la anchoa queda perfectamente fijado en la espuma, pero el sabor del bizcocho resulta tenue e indefinido, una lastima.

Saüc restaurant gastrofilia

Como primer aperitivo, un Ceviche de Berberechos y Cilantro, un aperitivo muy correcto, fresco y ligero. Aunque empieza a cansar encontrar siempre el plato de moda, el ceviche.
 
Saüc restaurant gastrofilia
Como último aperitivo nos encontramos a una golosa Crema de Foie de Pato, Crumble de Cebolla Caramelizada y Limón. Muy conseguido, presentación limpia, finisima crema y divertido crujiente de cebolla de sabores dulces y tostados, todo ell redondeado con un contrapunto acido del limón.

Justo antes de empezar los platos principales, pedimos el vino. La carta consta de pocas referencias de vinos Catalanes. Nos dejamos aconsejar, y el elegido fue un Horizonte de Exopto (D.O. Rioja), a un precio muy ajustado para tratarse de este tipo de restaurantes.


Saüc restaurant gastrofilia
El primer plato principal fue el Tartar de Anguila Ahumada, Manzana Verde y Caviar de Arenque. Ya lo había probado en mi visita anterior. Un plato redondo a todos los niveles, que ya no se puede perfeccionar más. Mezcla de sabores y texturas, y visualmente impecable. La base era una especie de crema, muy neutra de sabor, que conseguia aguantar toda la estructura sin que se desmoronase a cada cucharada. Todos los ingredientes cortados en brunoise, y coronado por hortalizas -escarola, canónigos, etc-, y una helada crema de manzana Granny Smith. Se nota que es uno de sus platos clásicos, increible.
 
Saüc restaurant gastrofilia
Continuamos con las Vieiras, Setas Salteadas y Mantequilla de Azafrán. Si hay algo que es inherente a la cocina catalana, son sus combinaciones mar y montaña. Muy bueno.
Saüc restaurant gastrofilia
Acabamos con la Llana de Ternera, Salsifis y Chalotas Salteadas con Parmentier de Castañas. Carne muy melosa y sabrosa, potenciada por el intenso jugo de asado. La parmentier fue lo mas flojo del plato por su poco sabor. 
 
Saüc restaurant gastrofilia
Antes de los postres, la Selección de Quesos Catalanes. Que se anunciaron con un simple de izquierda a derecha, Queso de vaca, de cabra y de oveja, aunque tampoco pedimos más explicaciones. Acompañados de mermeladas de fresa y de melocotón y un pan abriochado.
Saüc restaurant gastrofilia
Como pre-postre, una refrescante Espuma de Coco, Helado de Menta y Granizado de Gengibre, donde destacaba el granizado de gengibre.
 
Saüc restaurant gastrofilia
Acabamos con el goloso Brownie de Almendra con Helado de Vainilla de Haiti. También lo habia probado en mi anterior visita. Igual de bueno que entonces, y con un emplatado más simple y limpio, que personalmente, me gusta más.
 
Saüc restaurant gastrofilia
Los Petit Fours para acompañar el cafe, Macaron, marshmallow, financier y bombón.
 
No hay foto de la cuenta, pero el precio normal de este menú es de 66 €.
El Saüc ofrece una selección de platos de corte tradicional, que hace que sea un restaurante apto para todos los publicos. Ideal para quedar bien con alguien que no conozcas sus preferencias gastronómicas.
Naturalmente el servicio de sala esta a la altura del nivel de cocina.
Saüc Restaurant
Vía Laietana, 49
Telf: 933 210 189

El Motel (Figueres)

Otra pequeña excursión al Emporda. En esta ocasión para visitar un mítico establecimiento como el Motel Empordà, un hotel de carretera situado en la antigua N-II a las afueras de Figueres. Desde que abrieron las puertas en 1961 -actualmente se encuentran en la celebración de su 50 aniversario-, se ha caracterizado por ser un lugar de buen comer. El gran artífice del Motel fue Josep Mercader, el hombre que hizo comestibles las espinas de las anchoas, y para muchos, el precursor de la cocina catalana contemporánea. En el 1979, Josep tuvo una muerte prematura a los 53 a causa de un ataque al corazón. Es a partir de ese momento que coge las riendas del Motel Jaume Subirós, el yerno de Josep, que aplicando una linea de continuidad ha seguido manteniendo el buen nivel gastronómico hasta la actualidad. La verdad es que 50 años dan para muchas historias y anécdotas, así que todos los interesados en la antropología gastronómica no dudéis en buscar información por internet, o mejor aún, conseguir el libro “Histories del Motel” de Miquel Berga. El libro contiene la historia de sus personajes, anécdotas, reflexiones y 50 recetas de platos míticos del Motel.
Fue gracias a un pack gastronómico de “La vida es bella” -una especie de “Smartbox“-, que me regalaron mis padres, que tuve la oportunidad de visitar este establecimiento. Unas placas en la entrada de diferentes entidades de otros países, muestran el reconocimiento internacional del lugar. El Hall tiene un cierto aire demodé, y el personal, sospecho que ya llevan muchos años de servicio, todo ello le da cierto encanto. La sala del restaurante es muy luminosa, cómoda y funcional. Mientras me acompañan hasta la mesa puedo ver el carro de quesos de oferta abundante y donde destaca un majestuoso Shilton. Un carro de quesos como este sólo puede decir una cosa. Aquí se come bien!
motel emporda gastrofilia
Surtido de panes correctos, creo los elaboran en el propio restaurante.
Como ocurre con todos los packs gastronómicos, el menú es cerrado, así que sólo tengo que elegir  vino. Pido consejo para un vino blanco de la zona y finalmente pedimos un Blanc de Gresa 2010 (D.O. Emporda) que me gusto mucho.

motel emporda gastrofilia
Como aperitivo nos traen un correcto Crujiente de sobrasada con miel.

motel emporda gastrofilia
Refrescante el Bacalao, en milhojas, “esqueixada” y crujiente de verduras. Una base de judias de gran tamaño, otra capa con las hortalizas, tomate, pimiento, cebolla, olivas (de Kalamata, creo), una tercera capa de bacalao y coronado por las verduras crujientes, aportando textura y un toque de modernidad al plato. Muy bien.

motel emporda gastrofilia

Potencia gustativa con los Macarrones, Ceps (Boletus), perfume de trufa blanca y Pecorino. Pasta a la catalana, algo más cocida que la habitual hoy en día, Al dente. Para mojar pan.

motel emporda gastrofilia
Seguimos con el Rape de costa, Citricos y espaguetis japoneses. Un salsa de citricos donde predominava el pomelo, toque exotico de los espaguetis.

motel emporda gastrofilia
Paleron de buey a la bresa de verduras en cocotte, cebolla confitada y quinoa. Seguimos con otro toque exotico, esta vez con la quinoa. Tiernisima la pieza de buey y la salsa oscura era para rebañar con pan.

motel emporda gastrofilia

Sorbete de menta fresca, refrescante e intenso.

motel emporda gastrofilia
Como postre unas contundentes Frambuesas gratinadas y sabayon de garnacha
motel emporda gastrofilia
Como petit Fours, no me acuerdo mucho per creo que era una Mousse de frutos rojos, Financiers con piñones y Trufas.

motel emporda gastrofilia

Cuenta para dos, las bebidas no entraban en el pack.
Un servicio atento y profesional redondearon la buena experiencia. Hay que volver a por ese carro de quesos y en temporada de caza.


Hotel Empordà
Avda. Salvador Dalí i Domènech, 170
Telf: 972 500 562
http://hotelemporda.com/

Arola

arola arts gastrofilia
Si hay algo que simboliza la cocina de Sergi Arola son sus famosas patatas bravas, ensalzadas como el paradigma del nuevo tapeo. Es difícil encontrar otro plato tan identificado con un cocinero. Aunque naturalmente la cocina de Arola es algo más que sus bravas, sino no tendría restaurantes abiertos en medio mundo, desde Sao Paulo a Mumbai. Actualmente, se encuentra inmerso en su último proyecto como chef ejecutivo del flamante hotel W Opera en Paris. 
Siendo responsable de tantos restaurantes es fácil imaginar que la implicación del cocinero con el restaurante de Barcelona no vaya más allá del nombre del local y un par de platos clásicos. Delegando casi toda la responsabilidad en el jefe de cocina Miguel Angel Mayor.
El restaurante se encuentra situado en la segunda planta del hotel Arts, justo detrás de la estructura en forma de pez de Frank Ghery. Si algo me gusta de los restaurantes de hotel es su cuidada puesta en escena. El local tiene una espectacular terraza con una zona lounge de mullidos y amplios sofás donde disfrutar de las suaves noches veraniegas, donde disfrutar de cocteles y tapeo. Un DJ o en ocasiones la música en directo le acaba de dar un toque más informal y desenfadado. 
La sala interior no desmerece en diseño a la terraza. Como elemento característico encontramos una espectacular bodega de cristal alargada que divide la sala en dos partes exactamente iguales. 
Como oferta gastronómica disponen de platos a la carta, pero también existen dos menús uno de 52 € y otro más largo de 70 €. En esta ocasión fui con un menú cerrado gracias a una promoción de la pagina El Tenedor.
arola arts gastrofilia
Empezamos con unos divertidos y originales aperitivos. Primero el Bitter Arola, que resulto ser un gazpacho con remolacha servido en botella de refresco, visualmente igual que un bitter pero que en boca tiene un sabor de largo recorrido que empieza como un refrescante gazpacho y acaba con el característico matiz terroso de la remolacha. Muy bueno.

arola arts gastrofilia
Una potente Berenjena ahumada con piñones y olivas arbequinas.

arola arts gastrofilia
Para acabar el trio de aperitivos un Macaron de Nachos con guacamole, servido encima de un mini palet, un macaron de una textura esponjosa increíble con la salsa guacamole en medio y un crujiente polvo de nachos en los extremos.

arola arts gastrofilia
Empezamos los platos principales con una Ensalada de hierbas y flores, de aspecto ligero y fresco. Visualmente atractiva gracias al verde intenso de las hierbas que contrastaba con los diferentes colores de las flores. Venía acompañada por una dulzona vinagreta servida aparte. Por desgracia el nombre no engañaba y se trataba de sólo una aburrida ensalada de hierbas y flores sin ningún elemento más que aportara algún sabor o textura diferente.

arola arts gastrofilia
Merluza, remolacha, perlas de iberico y jugo de sus espinas. Parece ser que la remolacha es uno de los productos fetiche de Miguel Angel, la hemos podido ver en uno de los aperitivos y también la utiliza en uno de los postres del menú más largo. La merluza tenia un buen punto de cocción, pero el conjunto fue un poco soso, las perlas de ibérico no acabaron de convencer y un jugo bastante insípido no conseguirán realzar el sabor del plato.
arola arts gastrofilia
Para finalizar los platos principales la Carrillera de ternera, muy melosa, coronada por una capa de rucula y acompañada de unas interesantes hortalizas en formato mini, calabacines, zanahorias, mazorcas de maiz…

arola arts gastrofilia
Un postre de nombre sugerente, Cítricos, compuesto por una fina crema de varios cítricos donde predominaba la naranja y ralladuras de los mismos, acompañado de un helado de Maria Luisa. Me encantan estos postres más ligeros.

comarola arts gastrofilia
Como petit fours un brutal Donette de chocolate blanco con coco totalmente liquido por dentro, Pastilla efervescente de fresa, Pistacho y miel, Bombón de chocolate negro, Bombón de chocolate blanco y cayena y agua de limón.

arola arts gastrofilia
La cuenta con la promoción de El Tenedor donde por 52 € por persona incluye todo lo que habéis visto, ademas de pan con tomate, dos copas de vino, agua y cafés. Oferta soló valida para mediodías. Como siempre, en estos restaurantes de hotel, los complementos se pagan caros, 6 € por una cerveza y 8 € por un Martini. En general se trata de un buen menú, pero se mostró un poco irregular, me gustaron mucho los snacks y los postres y petit fours, aunque quedaron un poco deslucidos los platos principales. Todo ello en un entorno espectacular.

Arola
C/ Marina 19-21
Telf: 934 838 090

Caelis (BCNOW)

Desde que tengo memoria, el Ritz -actualmente Palace- ha sido el símbolo del lujo en Barcelona. Inaugurado en 1919 como el primer hotel 5 estrellas de Barcelona ha formado parte de la historia moderna de esta ciudad por hospedar a personajes míticos. Salvador Dalí y Xavier Cugat pasaron largas temporadas en el hotel, pero también pernoctaron Alfonso XIII, Himmler, Francesc Macià, Sophia Loren, etc. 
En 2008 se detectaron problemas estructurales en el edificio, por lo que el hotel tuvo que cerrar durante casi dos años para realizar una reforma integral. La firma de decoración Gastón y Daniela fueron los encargados del proyecto, que tenia que poner al día el hotel pero manteniendo el esplendor de sus orígenes. A pesar de otros hoteles de la misma categoría asentados en Barcelona, el Palace, mantiene intacto su prestigio y es uno de los pocos del mundo que actualmente mantiene la filosofía de su creador, Cesar Ritz.
Centrandonos en lo que nos interesa, el apartado gastronomico, el Palace fue de los primeros que apostó por el gran restaurante de hotel abierto al publico. A diferencia de otros hoteles que ficharon cocineros consagrados de nuestra gastronomía como SantamariaBerasategui, Roca o Ruscalleda, para dar cierta notoriedad a sus restaurantes. Los responsables del Palace apostaron por un joven cocinero francés de gran proyección. Romain Fornell, había trabajado con Alain Ducasse -el único cocinero del mundo que ha conseguido un total de 20 estrellas Michelin- y con tan solo 22 años fue el cocinero más joven en conseguir una estrella Michelin en Francia. Romain llego para hacerse cargo del restaurante Diana que en el 2004 paso a llamarse Caelis, ganando una estrella Michelin en 2006 y recuperándola después del largo cierre de dos años en 2010.
Tengo que reconocer que cenar en Caelis no entraba entre mis prioridades. Reconozco los intangibles de comer en el restaurante de un hotel de lujo, pero no acabo de valorar el sobrecoste que suponen. Pero gracias al menú del BCNOW, me pareció una oportunidad única para visitarlo. 
El restaurante se encuentra en la planta baja, ubicado en lo que anteriormente era la sala de lectura. Tiene una entrada independiente del hotel y se accede por un pasillo donde a través de una pared acristalada vemos un reservado para unas 10 personas que comparte espacio con la bodega. La sala principal es de lo más impresionante que he visto, techo de doble altura con grandes lamparas de araña colgando, la chimenea encendida al final de la sala, sus dorados por las paredes. Todo vestido por un clasicismo y una elegancia que no parecían de este mundo. En el centro de la sala una gran mesa rectangular con sobre de mármol era utilizada para guardar todos los útiles necesarios para el servicio y desde donde se distribuían los platos que salían de la cocina a su mesa correspondiente.
caelis BCNOW gastrofilia
La puesta en escena es sobria pero elegante. Hay que destacar el amplio espacio que hay entre mesas, un mínimo de tres metros separaba la mesa más cercana. Por contra, la amplitud del espacio sin más elementos que las propias mesas dan cierta sensación de frialdad, aumentada por la tenue iluminación. El personal de sala se mostró muy profesional y cordial aunque manteniendo las distancias. Todo parecía demasiado formal para mi. Ademas, la desnudez del espacio me incomodaba porque en ocasiones me sentía demasiado observado.
Pero centrémonos en lo verdaderamente importante, la comida. Solo sentarnos a la mesa, nos traen un carro surtido de varios Champagnes por si queremos tomar una copa. Declinamos la “invitación” -después leo que la copa puede llegar a costar hasta 18 €-. Como el menú era el pactado por la promoción BCNOW, solo nos dan la carta de vinos. Amplia y con muchas referencias del país galo. Ningún vino por debajo de los 40 € y precios algo subidos, algo que entraba dentro de lo esperado. Finalmente me decanto por un Belondrade y Lurton (DO Rueda) a 55 € la botella. 

caelis BCNOW gastrofilia
Un buen surtido de panes, de textura abriochada, pan blanco, de cereales y de sobrasada acompañados por un servicio de aceite y sal.

caelis BCNOW gastrofilia
Un primer snack, Chip de bacalao y pimentón de la vera. La piel frita y crocante del bacalao acompañado de una suave salsa romescu.

caelis BCNOW gastrofilia

Surtido de snacks, Crujiente de pizza, Macadamia de Oro, Bombon de aceituna y anchoa y Magnum de Foie-Gras.

caelis BCNOW gastrofilia
Como aperitivo una reconfortante Sopa de cebolla con champiñones que ayudo a entrar en calor en esa fria noche.

caelis BCNOW gastrofilia
Verduras templadas en pastel fino al parmesano con crema de alcachofas. Interesante este plato en dos servicios primero sobre una galleta crujiente de parmesano un surtido de verduras de gran gama cromática, remolacha, zanahoria, espárragos, patata, etc rematado con una salsa de parmesano. Esperaba una textura más crocante de las verduras, aún así estaban muy sabrosas.

caelis BCNOW gastrofilia
Acabadas las verduras, se levanta la bandeja agujereada donde se encontraban las verduras y nos encontramos una crema de alcachofas finísima. Los jugos de las verduras y la crema de parmesano que se han filtrado a traves de los agujeros le dan un toque especial.

caelis BCNOW gastrofilia
Delicioso el Cochinillo ibérico, citricos, patata “ratte” al estragón. Cocción impecable, piel crujiente y interior meloso. 

caelis BCNOW gastrofilia

caelis BCNOW gastrofilia
Para acabar un postre magico. Las frambuesas Melba “Cristal” 2011, no podía faltar este pequeño homenaje a Auguste Escoffier con la reinterpretación de sus postres más conocidos, el Melocotón Melba. De estética minimalista, únicamente una esfera de fino caramelo y una decoración puntillista de coulis de frambuesa. En su interior se esconde un universo compuesto por helado de vainilla, frambuesa, lichis, crujiente de nuez de macadamia y petazetas. Muy bueno, aunque como opinión personal, en este postre la importancia visual se antepone a la gustativa.

caelis BCNOW gastrofilia
Finalizamos con las Mignardises, el momento más dulce de la cena, Sable de vainilla y chocolate, Nougat de pistacho, Nube de lima y menta, Roca de fresa y yogurt, Pasta de Niza de mango y lichi y Macaron de maracuyá y chocolate con leche.

caelis BCNOW gastrofilia
La cuenta para dos. A pesar de la oferta del BCNOW la factura final acabo doblando el precio debido a que los complementos -agua y cafés a 7 €!-, según mi punto de vista es excesivo. Todos los platos mostraron un muy buen nivel y me gusta el toque clásico y afrancesado. También se nota cierta obsesión por la perfección. Un gran restaurante, aunque seguramente no vuelva, al menos pagando yo.

Caelis
Gran Via de les Corts Catalanes, 668
Telf: 934 101 205

L’Obac (Terrassa)

Situado entre Terrassa y Sabadell, a tocar del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac, se ubica el novísimo Hotel La Mola. Detrás de este proyecto se encuentra el estudio de arquitectos b720, conocido por obras tan importantes de Barcelona como la Torre Agbar, La ciutat de la Justicia, entre otras. El complejo se ha construido bajo unos criterios de sostenibilidad energética, y fue diseñado para funcionar con energías renovables. Para crear el mínimo impacto visual, han fragmentado el complejo en tres alargados volúmenes de tres plantas de altura máximo, ademas de un sistema de protección solar convertida en elemento singular, formando una especie de cortina teñida en distintos tonos de verdes y marrones, camuflando así todo el proyecto en su entorno. 
Como no podia ser de otra forma, un proyecto hotelero de esta envergadura, tiene que disponer de una oferta gastronómica atractiva para poder atraer clientes que no se alojan en el hotel. L’Obac es el restaurante gastronómico del hotel que se encuentra bajo la dirección de Artur Martínez, conocido por su restaurante Capritx en Terrassa con el que alcanzó la preciada estrella Michelin hace apenas un año. La elección de Artur es lógica, primero por un criterio de proximidad y excelencia, segundo por sus principios ecológicos y de sostenibilidad, siempre buscando el producto de proximidad, ecológico y de temporada.
Aprovechando los cupones de 2×1 que incluia la revista Cuines del mes de noviembre nos acercamos para probar su menú degustación ya enfocado hacia las setas y la caza. La verdad es que el marco es espectacular, aunque fue una lastima que nuestra visita fuera una noche lluviosa y no poder admirar el complejo en todo su esplendor. En una noche de viernes solo 3 o 4 mesas ocupadas, supongo que tener como única opción de transporte el vehículo privado es un escollo importante.
El nivel de confort es muy alto, mesas de gran formato, butacas comodas, amplia separación entre mesas. Aparte del menú degustación, disponen de selección de platos a la carta, pero para nosotros, con el 2×1, no tenemos más opción que el menú degustación. 
Para acompañarlo elegimos la opción con maridaje, todo un acierto sin duda, por arriesgado y diferente, siguiendo el mismo criterio que en la elección de productos, la selección será de pequeños productores, de agricultura ecológica o biodinámica y de proximidad. No acostumbro a hablar de vinos por mi escaso conocimiento de este mundo inabarcable, pero en esta ocasión encuentro interesante poner el maridaje de cada plato.   

l'obac gastrofilia
Empezamos con unas excelentes Olivas de Kalamata y Secallona del Pallars, a modo de snacks. Como nos dijeron, buscan producto de proximidad, pero si las mejores olivas están en Grecia, las traen de Grecia. La excelencia es lo primero, toda una declaración de principios.

l'obac gastrofilia
Increíble el pan del Forn Turull de Terrassa de larga fermentación, miga esponjosa y tupida, corteza crujiente, buena acidez.
l'obac gastrofilia
Servicio de aceite, La Boella, 100% Arbosana. Maridaje con Pares Balta Cava Brut DO Cava.

l'obac gastrofilia
Royal de ceps y alcachofas, los corazones de las primeras alcachofas de temporada deliciosamente confitadas, acompañadas de una crema de ceps, un delicioso jamón iberico que le daba un toque graso y unos chips de alcachofa para aportar su textura crujiente. Maridaje con Bleder Drac, una cerveza artesanal producida en Rubí.

l'obac gastrofilia
Calamar relleno de setas con su tinta emulsionada, relleno de trompetes de la mort y cebolla tierna soasada, perfecta cocción del calamar. Maridaje con Els Bassots 2007 DO Conca de Barbera.

l'obac gastrofilia
Lomo de jabalí con pure de boniato, vainilla y café. No es habitual cocinar jabalí a la plancha, normalmente se hace estofada por ser una carne algo dura y seca, una manera diferente de comer el jabalí, que le da un sabor más intenso. Acompaño muy bien el puré de curiosa textura, de sabor el boniato y la vainilla fueron predominantes, el café no lo supe apreciar. Maridaje con Les Forques 2008 DO Penedes.

l'obac gastrofilia
Chocolate “trufado” con sopa de mandarina, no podia faltar la trufa en un menú de otoño como producto estrella, y que mejor para cerrar el menú? Me gusto la combinación de el característico sabor de la trufa con el chocolate, acompañado de una sopa, mas bien crema, de mandarina con toque un buen toque de acidez y un crumble de galleta. Un postre diferente. Maridaje con un Oloroso Bailen de Osborne DO Jerez.

l'obac gastrofilia
Para acompañar el café como Petits Fours, unas Galletas de mantequilla, Quicos cubiertos de chocolate y Marshmallow de mandarina.

La cuenta para dos, gracias al 2×1, fue muy ajustada.
El nivel de cocina se mostró muy alto, el servicio muy profesional, y el timming (ese intangible cada vez más apreciado para mi) perfecto. Un sitio quizás para disfrutarlo más para una comida con una larga sobremess en su soleada terraza, pero que sin duda merece una visita.

L’Obac
Cami dels Plans de Can Bolivar s/n
Terrassa
Telf: 937 367 267

Saüc Restaurant

Saüc nació en el 2002 como un pequeño restaurante en el tranquilo Passatge Pellicer del Eixample. Con trabajo y esfuerzo la pareja Lluis Franco (cocina) y Anna Doñate (sala) consiguieron hacerse un nombre en la restauración Barcelonesa y consiguieron una estrella Michelin en 2007. Después de alcanzar todo este prestigio, hace pocos meses les hicieron una oferta que no pudieron rechazar… Encargarse de la gestión integral gastronómica del hotel 5 estellas Ohla que si inaguraria en marzo del 2011, servicio de habitaciones, gastrobar, coctelería y como no, un espacio dedicado al nuevo Saüc. Un espacio donde ganarían metros en la cocina y reducirían el numero de comensales. Por desgracia, nunca fui a comer al antiguo Saüc, por lo que no puedo comparar en que se ha ganado y perdido con el cambio.
Anteriormente ya he hablado sobre la gastronomía en hoteles, una tendencia con pocos años de vida en Barcelona, hace apenas 10 años no se comía en restaurantes de hoteles, creo que Drolma dio el pistoletazo de salida en el 99, y actualmente tenemos un gran numero de hoteles con restaurantes con estrella (Lasarte, Moments, Moo, Drolma, Evo, GaigCaelis). Seguramente estos hoteles son los únicos capaces para dar una infraestructura necesaria a los restaurantes de lujo y aportar una clientela de alto poder adquisitivo. Pero se come mejor en estos restaurantes que en Hisop, Gresca, Coure, Embat, etc? Aunque de mi memoria gastronómica no olvidare la increíble Vieira con gratén de espinacas del Gaig o la Pastilla de pato al estilo Marrakech en el EVO, en lineas generales yo he tenido más satisfacciones en los segundos, quizás por cocina mas arriesgada y su RCP más ajustada.
Pero centrémonos en el Saüc. Este se encuentra en la planta 0,5 del hotel, una especie de altillo de la planta baja, con vistas al gastrobar de la planta baja, su situación y la sala me recordo al Gaig, también situado en el altillo de la planta baja, con una sala de forma alargada y mesas amplias, aunque con una decoración menos estridente, gracias a la calidez del parquet y colores más neutros. En la sala destaca la bodega a la vista, tras un cristal, que nos encontramos en la entrada.
En su carta destacan los tres menús degustación que ofrecen, en esta ocasión al tratarse de una cena escogimos el más corto de 2 aperitivos, 3 platos, quesos y 2 postres por 64 € (84 € con 5 platos y 114 € con 7 platos).
sauc restaurant gastrofilia
Los snacks empezaron con Pan crujiente de corteza de cerdo, unas finas laminas de pan con tomate seco  y Tiras crujientes de calamar. Muy bueno.

sauc restaurant gastrofilia
Siguieron con una Oliva Gordal, una especie de Gominola de olivada y una Galleta salada de queso.

sauc restaurant gastrofilia
 Excelente el surtido de pan del Forn de la Trinitat, que se sirvio directamente a la mesa.

sauc restaurant gastrofilia
Como primer aperitivo una deliciosa Mini focaccia, caballa marinada tomate y aguacate que supo a poco.

sauc restaurant gastrofilia
Como segundo aperitivo la Terrina de careta de cerdo, patata y salsa ravigote, una especie de vinagreta muy popular en Francía para acompañar las manitas de cerdo.

sauc restaurant gastrofilia
Muy bueno el Tartar de anguila ahumada, manzana verde y caviar de arenque, siempre me ha gustado el uso de sorbetes en los tartar para reforzar el frio, en este caso era uno de manzana verde.

Como plato de pescado el Rodaballo con trigo tierno asado y erizos de mar (no hay foto), llamo la atención que nos presentaran la pieza entera para luego emplatarla de nuevo en la cocina, delicioso el trigo tratado como un risotto y acompañado con una espuma de erizos de mar.
sauc restaurant gastrofilia
Jarrete de ternera lechal asado, “trinxat” de patata y perona, sabroso y meloso acompañado de un intenso jugo de asado. Al igual que con el pescado nos presentaron la pieza entera para luego emplatarla en la cocina.

sauc restaurant gastrofilia
Quesos de proximidad, todos de Catalunya y Baleares, uno de leche cruda de vaca (Castellot), oveja (La Cleda) y dos de cabra (Binibeca y el otro no recuerdo el nombre).

sauc restaurant gastrofilia
Hojaldre con frutos del bosque, delicioso bocado (quizas no lo parezca en la foto pero el formato es mini) ideal para preparase para un postre de mas contundencia. Me gusta el aporte de color de la flor azul (flor de borraja?)

sauc restaurant gastrofilia
Brownie de almendras con helado de vainilla de Tahití, muy bueno, aunque quizás un emplatado algo recargado con papel de oro incluido.

sauc restaurant gastrofilia
Los Petit fours que acompañaron los cafés.

En Saüc nos encontramos una cocina de corte clásica, basada en el buen producto, no me ha extrañado leer que Lluís trabajo durante años en El Raco de Can Fabes. Aunque el nivel fue muy alto, no llego a alcanzar el que hacia pocos días había visto en Coure.

Saüc Restaurant
Vía Laietana, 49
Telf: 933 210 189