Santa Burg

Seguimos dandole vueltas a la moda de las hamburguesas. Santa Burg se coloco en el mapa de las hamburgueserias gourmet de Barcelona a finales del año pasado, gracias a un articulo del suplemento Vivir de La Vanguardia sobre este tipo de locales. La notoriedad la dio la foto de portada del articulo de media pagina, con los dos propietarios del Santa Burg compartiendo una hamburguesa a bocados. Pero como puede ser que un local que apenas hacia unos días que habían inaugurado estuviera en la portada? Es posible que uno de los motivos fuera porque uno de los propietarios es Xavier Pellicer, actual chef de El Raco de Can Fabes, y ex del Abac. Durante esos días se hablo mucho del asunto y algunos blogueros mostraron cierto escepticismo que un cocinero estrellado se dedicara a hacer hamburguesas. En realidad, Pellicer debe aportar poco más que su prestigio, el autentico responsable de esta hamburguesería es el joven Alain Guiard, ex jefe de cocina de Pellicer en el Hotel Ra de el Vendrell y Abac.
Con ese articulo mucha gente quiso probar las bondades del último local de hamburguesas de la ciudad, con lo que mi prudencia característica decidí dejar que pasaran unos meses antes de lanzarnos a la novedad. Tampoco tenia mucha prisa en probarlas, tenia cierto escepticismo a que se pudiera aportar algo más que los otros locales de hamburguesas gourmet. Una vez más, estaría equivocado. 
Después de varias visitas en los últimos tres meses, se han convertido en mis hamburguesas de referencia. Primero, porque utilizan una carne Dry Aged, una carne que es espectacular, muy magra, que se deja madurar durante unos 20 días para que la carne vaya perdiendo agua y los sabores se intensifiquen. 
También porque las hamburguesas son de 150 gr. una medida ideal para que la hamburguesa aguante la estructura. Nada de esas hamburguesas de 200 o 250 gr. donde tienes que ser un autentico equilibrista para que no se te caiga el trozo de lechuga por un lado y el ketchup por el otro.
Y finalmente, porque respetan los puntos de cocción y cuando la pides poco hecha te la sirven en su correcta temperatura, no fría como en otros sitios.
El local esta situado en el barrio de Sants, a escasos metros del Celler de Gelida (por si alguien quiere aprovechar la visita). Un local más bien pequeñito, con pocas mesas y una larga barra, lo suficientemente confortable para tomarte una hamburguesa. Mas parecido a un típico bar de barrio que a un ultramoderno local de diseño escandinavo, esto influye en que predomine un publico más familiar y de barrio.
La carta puede parecer algo corta, pero acostumbran a tener bocadillos fuera de carta.
santa burg gastrofilia
Buenas Patatas Fritas Caseras, de generoso corte y buena fritura. En todas las mesas hay buena selección de salsas y condimentos, Ketchup, Mexican Ketchup, Maionesa, Salsa Worcestershire…
santa burg gastrofilia
Santa Royal, Hamburguesa con bacon, lechuga, cebolla confitada, tomate y una suave mayonesa a la mostaza antigua. Observar en la foto el punto de cocción de la carne. La carne es tan sabrosa que en este caso prefiero que no lleve demasiados complementos para no quitarle protagonismo.

santa burg gastrofilia
Santa Jordi, hamburguesa de carne de butifarra de cerdo, cebolla confitada y queso Cheddar. Otra vez, menos es más. Muy buena.
santa burg gastrofilia
De postre, un Santa Beef, Lonchas de Roast Beef Dry Aged que contrasta con el dulce de la compota de manzana y el amargor de la escarola y la rucula. Todo ello acomodado en un pan de coca ligeramente tostado. Delicioso

santa burg gastrofilia
La cuenta para dos. Precios en la linea con otros locales del mismo segmento. 
De postres dulces nunca he pedido, pero creo que la oferta es escasa. Eso sí, se suman también a la moda de tener una buena selección de ginebras para los Gin & Tonics.
En resumen un local de hamburguesas a tener en cuenta. No se puede reservar y entre semana he notado que cada vez tiene más afluencia. Mejor llegar antes de las 9 si no se quiere esperar para conseguir mesa.

Santa Burg
C/ Vallespir, 51
Anuncis

Pecados dulces

Hoy no hablare de restaurantes, sino de los productos que podemos encontrar en diferentes panaderías o pastelerías de Barcelona. Delicias efímeras que se comen en apenas cinco bocados. Generadores de endorfinas que revitalizan cualquier día por malo que haya sido. Aquí van mis preferidos, pero se aceptan sugerencias.

pastisseria hofmann gastrofilia

Croissant de mascarpone: El de la Hofmann es sin ninguna duda el mejor croissant que  he probado nunca. Esta elaborado con más mantequilla que el puré de patata de Robuchon. De un exterior crujiente cubierto de una fina capa de azúcar glaseado esconde en su interior una maravillosa crema de mascarpone. Me cuesta creer que algo tan bueno sea legal.
Precio: 1,80 €
Pastisseria Hofmann
C/ Flassaders, 44
www.hofmann-bcn.com

forn mistral gastrofilia

Ensaimada de cabello de ángel: Como me gustan las ensaimadas y como me gusta comerlas siguiendo su forma de espiral dejando el centro para el final. Me encanta encontrar esos pequeños trozos de masa un poco cruda y de textura más elástica. En la Mistral las  ensaimadas son de presencia generosa, en este caso acompañada de una delicioso cabello de ángel para reivindicar esta preparación que parece estar algo demodé.
Precio: 1,20 €
Forn de pa Mistral
Ronda de Sant Antoni, 96
www.fornmistral.com

pastisseria lis gastrofilia

Chucho de crema: El chucho de la Lis es de aspecto pequeño y rechoncho, seguramente pase desapercibido si lo vemos a través del escaparate, pero en este caso las apariencias engañan. No dudéis en entrar y pedir uno. Perfectamente frito desprende unos increíbles aromas tostados. En el interior guarda una maravillosa crema pastelera.
Precio: 2 €
Pastisseria Lis
C/ Calabria, 137

la castafiore barcelona gastrofilia

Cannoli: Dulce tipico de Sicilia. A los fans de la serie “Los Soprano” y de la maravillosa trilogia de “El Padrino”, sin duda les sera familiar. Consiste en una masa enrollada en forma de tubo con una capa de chocolate en su interior, con un delicioso relleno de ricota y naranja confitada.
Precio: 2,95 €
La Castafiore
C/ Aribau, 58

pastisseria ochiai gastrofilia

Mochi de te verde Matcha: Acabamos con lo más exótico, un pequeño pastel japonés, de forma redonda, elaborado con arroz glutinoso que le da esa característica textura exterior blanda y pegajosa. Me encanta los mochis del Ochiai porque su capa exterior es algo más tersa y fina que otros que he probado, además de un espectacular relleno de Te verde. Realmente crean adicción.
Precio: 3,50 €
Pastisseria Ochiai
C/ Comte d’Urgell, 110
www.ochiaipastisseria.com

Arola

arola arts gastrofilia
Si hay algo que simboliza la cocina de Sergi Arola son sus famosas patatas bravas, ensalzadas como el paradigma del nuevo tapeo. Es difícil encontrar otro plato tan identificado con un cocinero. Aunque naturalmente la cocina de Arola es algo más que sus bravas, sino no tendría restaurantes abiertos en medio mundo, desde Sao Paulo a Mumbai. Actualmente, se encuentra inmerso en su último proyecto como chef ejecutivo del flamante hotel W Opera en Paris. 
Siendo responsable de tantos restaurantes es fácil imaginar que la implicación del cocinero con el restaurante de Barcelona no vaya más allá del nombre del local y un par de platos clásicos. Delegando casi toda la responsabilidad en el jefe de cocina Miguel Angel Mayor.
El restaurante se encuentra situado en la segunda planta del hotel Arts, justo detrás de la estructura en forma de pez de Frank Ghery. Si algo me gusta de los restaurantes de hotel es su cuidada puesta en escena. El local tiene una espectacular terraza con una zona lounge de mullidos y amplios sofás donde disfrutar de las suaves noches veraniegas, donde disfrutar de cocteles y tapeo. Un DJ o en ocasiones la música en directo le acaba de dar un toque más informal y desenfadado. 
La sala interior no desmerece en diseño a la terraza. Como elemento característico encontramos una espectacular bodega de cristal alargada que divide la sala en dos partes exactamente iguales. 
Como oferta gastronómica disponen de platos a la carta, pero también existen dos menús uno de 52 € y otro más largo de 70 €. En esta ocasión fui con un menú cerrado gracias a una promoción de la pagina El Tenedor.
arola arts gastrofilia
Empezamos con unos divertidos y originales aperitivos. Primero el Bitter Arola, que resulto ser un gazpacho con remolacha servido en botella de refresco, visualmente igual que un bitter pero que en boca tiene un sabor de largo recorrido que empieza como un refrescante gazpacho y acaba con el característico matiz terroso de la remolacha. Muy bueno.

arola arts gastrofilia
Una potente Berenjena ahumada con piñones y olivas arbequinas.

arola arts gastrofilia
Para acabar el trio de aperitivos un Macaron de Nachos con guacamole, servido encima de un mini palet, un macaron de una textura esponjosa increíble con la salsa guacamole en medio y un crujiente polvo de nachos en los extremos.

arola arts gastrofilia
Empezamos los platos principales con una Ensalada de hierbas y flores, de aspecto ligero y fresco. Visualmente atractiva gracias al verde intenso de las hierbas que contrastaba con los diferentes colores de las flores. Venía acompañada por una dulzona vinagreta servida aparte. Por desgracia el nombre no engañaba y se trataba de sólo una aburrida ensalada de hierbas y flores sin ningún elemento más que aportara algún sabor o textura diferente.

arola arts gastrofilia
Merluza, remolacha, perlas de iberico y jugo de sus espinas. Parece ser que la remolacha es uno de los productos fetiche de Miguel Angel, la hemos podido ver en uno de los aperitivos y también la utiliza en uno de los postres del menú más largo. La merluza tenia un buen punto de cocción, pero el conjunto fue un poco soso, las perlas de ibérico no acabaron de convencer y un jugo bastante insípido no conseguirán realzar el sabor del plato.
arola arts gastrofilia
Para finalizar los platos principales la Carrillera de ternera, muy melosa, coronada por una capa de rucula y acompañada de unas interesantes hortalizas en formato mini, calabacines, zanahorias, mazorcas de maiz…

arola arts gastrofilia
Un postre de nombre sugerente, Cítricos, compuesto por una fina crema de varios cítricos donde predominaba la naranja y ralladuras de los mismos, acompañado de un helado de Maria Luisa. Me encantan estos postres más ligeros.

comarola arts gastrofilia
Como petit fours un brutal Donette de chocolate blanco con coco totalmente liquido por dentro, Pastilla efervescente de fresa, Pistacho y miel, Bombón de chocolate negro, Bombón de chocolate blanco y cayena y agua de limón.

arola arts gastrofilia
La cuenta con la promoción de El Tenedor donde por 52 € por persona incluye todo lo que habéis visto, ademas de pan con tomate, dos copas de vino, agua y cafés. Oferta soló valida para mediodías. Como siempre, en estos restaurantes de hotel, los complementos se pagan caros, 6 € por una cerveza y 8 € por un Martini. En general se trata de un buen menú, pero se mostró un poco irregular, me gustaron mucho los snacks y los postres y petit fours, aunque quedaron un poco deslucidos los platos principales. Todo ello en un entorno espectacular.

Arola
C/ Marina 19-21
Telf: 934 838 090