Routa

routa gastrofilia
En abril del 2010, el restaurante Noma, situado en los antiguos muelles del puerto de Copenhague, desbanca a El Bulli de la posición más privilegiada de la lista S. Pellegrino de los 50 mejores restaurantes del mundo.
Este pequeño gesto representa un cambio de testigo de la cocina de vanguardia española a la nueva cocina nórdica, el eje gastronómico mundial se traslada hacia el norte de Europa. Pero que conocemos de esta cocina? Yo bien poco, la cocina nórdica tiene poca tradición en la alta cocina. Es Noma un oasis en el desierto? Pues no, solo en la pequeña Copenhague tenemos 13 Estrellas Michelín. Es esto un movimiento por generación espontánea? Pues tampoco, es algo racionalizado, intelectualizado y desarrollado a propósito.
Muchos conocen a Rene Redzepi, cocinero del Noma, como cabeza visible de este movimiento, pero es Claus Meyer, socio de Rene en el Noma, y Jan Krag Jacobsen los que en 2004 desarrollan un manifiesto de 10 propuestas para definir conceptualmente la nueva cocina nórdica. Lo mas interesante de este manifiesto es que no se centraron exclusivamente en el apartado gastronómico, fueron más allá, y para la creación del manifestó aparte de cocineros, se reunieron con políticos, científicos, filósofos, empresarios y otros líderes de opinión. Así que no solo hablan de la utilización de nuevas técnicas combinando con la tradición, utilización de productos frescos, ecológicos, de proximidad o de temporada, o la mínima manipulación de los alimentos buscando una cocina más simple (que no fácil). También se habla de valores éticos, comercio justo, fomentar el bienestar de los animales, una producción responsable en el mar y en los campos, combinar el buen gusto con los conocimientos actuales de salud y bienestar, e incluso de una educación para preparar, respetar y apreciar los alimentos naturales y cocinados.
En Barcelona, como ciudad gastronómicamente importante, no podía faltar un representante de este tipo de cocina, anteriormente os había hablado de Pappa Sven, un restaurante sueco. Hoy toca Routa,  un restaurante de cocina nórdica, que fue finalista a Restaurante Revelación 2011 en MadridFusion, en el que sus cocineros, Matti Romppanen y Tero Sittanen, han trabajado por media europa antes de establecerse en Barcelona.
Routa es un restaurante de pequeño formato, con una sala para 30 comensales de moderna decoración que podría salir en un catalogo de Ikea, aunque para mi gusto algo falto de iluminación.
Este restaurante a parte de platos a la carta ofrece tres menús diferentes (de 35, 55 y 65 €) que cambian en cada estación del año adecuandose a los productos que están en temporada, aunque no puedo decir si utilizan productos ecológicos o de proximidad. 
El nivel de cocina es alto, muchos productos, juegos de texturas, matices, cuidado emplátado, con tal cantidad de elementos que roza el barroquismo, aunque todo en perfecta harmonía, el único punto negativo quizás es la utilización de la pizarra como soporte, que aunque visualmente puede ser muy acertada, puede ser desagradable con el contacto de los cubiertos. 
La carta de vinos tiene referencias interesantes, aunque todos los vinos son de gama media-alta y con precios no muy ajustados, finalmente nos decantamos por un Electio de Pares Balta que mostró la suficiente estructura para acompañar todo el menú.
No hay foto de las excelentes Chips de elaboración propia acompañada de una mayonesa trufada que nos amenizaron mientras mirábamos la carta y tampoco del excelente servicio de pan hecho en casa de romero, cebolla caramelizada y sésamo, acompañado de aceite de oliva virgen extra 100% Arbequina y Mantequilla pomada catalana con perifollo y francesa La Belle d’Andine de Normandie.
El menú que podréis ver a continuación se trata del más largo de todos. 

routa gastrofilia
Como snacks un consome de pescado, claro e intenso, Nieve de foie y crema de peras, increíble la textura de la nieve una especie de cristales helados que se deshacían en la boca dejando todo el sabor del foie y Herring (pescado tipico de los paises nordicos) marinado con mostaza.

routa gastrofilia
Como aperitivo Herring con espuma de rabano picante, salsa de remolacha y mini-gofre de hinojo. Muy bueno.

routa gastrofilia
Champiñones, crujiente de jamon, duxelle de coliflor. Una excelente ensalada refrescante.

routa gastrofilia
Salmon cocido a baja temperatura con gnocchis de bogavante y salsa de bogavante. Increíble la textura del salmon que se consigue con la coccion a baja temperatura.

routa gastrofilia

Solomillo de cerdo, pure de ajo y tomate. Una vez mas la cocción a baja temperatura le da una textura y un sabor espectacular a la carne.

routa gastrofilia
Un buen Manchego con membrillo y pan. 
routa gastrofilia
Como prepostre una deliciosa crema catalana con granizado de fresa.

routa gastrofilia
Como primer postre Melocotón y frambuesa, compuesto por Crema de melocotón, melocotón marinado, caviar de menta y helado de frambuesa. Muy refrescante.

routa gastrofilia
Para finalizar el menu Chocolate Vol 3/2011, Fondant de chocolate finlandes “Karl Fazer” con helado de arándanos y arándanos marinados en su jugo, arena de aceite de oliva y menta y galletas de regaliz negro, una obra de arte para los amantes del chocolate.

routa gastrofilia
Como petit fours pâte de fruit de fruta de la pasión, y mousse de chocolate “Karl Fazer” tostado al horno.
Aunque no es un restaurante asequible, se puede decir que no es caro por lo que ofrece, y el menú más económico es una buena opción para conocer este tipo de cocina. Una lastima que un viernes noche solo tuviera dos mesas ocupadas. 
Para los que queráis conocer con mas profundidad el manifiesto de la nueva cocina nórdica os dejo este link.

Routa
C/ Enric Granados, 10
Telf: 934 511 997
Advertisements

5 thoughts on “Routa

  1. El problema d'aquests llocs (les dues taules de divendres) és que en temps de crísis la gent vol anar sobre segur, més que fer proves.

    I la imatge de la cuina nordica no és massa bona en el nostre entorn.

    Jo mateix tinc un pèssim record d'una estada que vaig fer a Malmo/Copenhaguen. Saps el que m'agrada anar de restaurants i acabava cuinant jo (estava en un apartament) doncs vaig perdre les ganes d'anar a menjar a restaurant.

    Però també soc conscient que l'idioma és un obstacle que fa que igual no triava prou be.

  2. Ricard, soc conscient que en els paisos nordics la gastronomia no es el seu punt fort. Per nadal vaig a Estocolm aixi que ho podre provar in situ, pero ja m'han comentat que m'oblidi del bon menjar, els bons restuarants son molt cars i tot i aixi no es garantia de trobar bon nivell.
    Suposo que si que aqueste tipus de apostes son arriscades, sobretot en el temps que corren, pero el nivell de cuina em va semblar molt alt.

    Agustin, seguro que no defrauda. El postre, si eres chocolatero, te encantara. Ademas no es solo lo que hay en la foto, hay mas, pero creo que es mejor vivirlo en directo 😉

    Salut!

  3. Si.. realment quan he estat per aquests paisos, mai he anat de restaurant car.. I segurament d'això em ve el mal record.

    Un restaurant car d'allà, deu servir menjar a l'estil del que has publicat, però si està allà a preus d'allà i a mi em fa mandra pagar a aquests nivells.

    Ara que m'he rellegit el que vaig escriure, penso que no em vaig expresar be. Quan parlava de “la fama” del menjar d'allà, ho feia per explicar que la gent d'aquí pot tenir poca tirada a anar al lloc que descrius i per això tenien poques taules..

    Però em vaig “oblidar” de dir que els plats tenen aspecte excel·lent.

    Salut!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s