Etapes

restaurant etapes gastrofilia
Como se esta poniendo la calle Enric Granados! Su tranquilidad y el hecho que sea una calle casi peatonal en pleno centro de Barcelona siempre ha dado pie a ser una zona de muchos bares y restaurantes, pero ultimamente en este eje se estan incorporando locales de un nivel gastronomico interesante. Con locales como Routa, el restaurante nórdico candidato para el premio restaurante revelación de Madrid Fusión 2011. A pesar de no encontrarse en la misma calle, pero si pegada a ella, nos encontramos con Topik o Gresca, y aunque no sea un restaurante no podemos olvidar la maravillosa heladeria DelaCrem.
Ahora ya tenemos un local nuevo que hay que tener en cuenta en este eje, se trata de Etapes, que con casi un año de vida, se encuentra colindante al restaurante nórdico. Sin saberlo, llegamos el día que salen en el suplemento Que Fem de La Vanguardia, y ya han colgado el articulo en su pizarra exterior. Nos recibe Didac, amable, cercano, pero a la vez profesional, se le ve contento e ilusionado de que cada vez se les conozca más. nos comenta que esta misma semana también han salido en la Guia del Ocio. Etapes es uno de esos restaurantes que me gustan y cada vez con más oferta en Barcelona, de pequeño formato con apenas 10 mesas. De gente joven y con ganas de hacer las cosas bien, había leído que su cocinero finlandés Jani Paasikoski, ha trabajado en Dos Cielos, Via Veneto, Raco d’en Freixa o Bravo.
Una vez más, me acerco a este restaurante para probar su menú de mediodía de 15 €, porque comer bien no tiene que estar reñido con pagar mucho. Se nota que en este restaurante cuidan hasta el más mínimo detalle, servilletas de hilo y copas Riedel en un menú mediodía!

restaurant etapes gastrofilia
Muy buena la Chapata con tomate.

restaurant etapes gastrofilia
Deliciosas las Creps de mejillones y langostinos, acompañadas una buena bechamel de marisco.

restaurant etapes gastrofilia
Intenso sabor en el Arroz con setas (“Camagrocs”, “Ceps” y “Trompetes de la Mort”), aunque de textura lo prefiero más “al dente”.

restaurant etapes gastrofilia
Caballa confitada con una base de crujiente y finísima coca de escalivada, acompañada de rucula y daditos de tomate. Muy bueno.

restaurant etapes gastrofilia
Higado de ternera con alcachofas estofadas, la casquería está de moda y poco a poco me voy introduciendo en este mundo desconocido para mi.

restaurant etapes gastrofilia
Muy bueno el Tiramisu que venia acompañado de unas divertidas almendras con peta-zetas.

restaurant etapes gastrofilia
También bueno el Flan de Chocolate blanco.

En lineas generales podemos decir que los platos están bien resueltos y con productos de calidad, por lo que los 15 euros, que incluye pan y bebida me parece un precio muy ajustado.

Por la noche, aparte de la carta, también ofrece menús de 25 y 29 € que sin lugar a dudas tendré que probarlos

Etapes
C/ Enric Granados, 10
Telf: 933 236 914
Anuncis

La Pubilla

la pubilla gastrofilia
Hoy he tenido la suerte de comer con la “madre intelectual” de este blog, que cual Dom Cobb en “Incepcion”, metió la idea en mi cabeza. Ante tal acontecimiento, hemos visitado La Pubilla, un restaurante que apenas lleva abierto desde este agosto y esta teniendo mucho éxito. La formula se repite, al igual que en Nuvola Cafe, Topik o Quatro, jovenes cocineros como Alexis Peñalver, que ha trabajado en Akelarre, Casa Calvet o Casa Juliana, abandonan la alta cocina para ofrecer comida más sencilla y asequible. Según ellos, como reza en su puerta, ofrecen “Cocina casera de mercado que hace cantar a los angeles”, y es que con las manos de Alexis y con el producto de el recientemente remodelado Mercat de la Llibertat que tienen justo  enfrente, hacen maravillas.
El local pequeño local es austero y funcional, con una barra al principio y la sala al final con las mesas muy juntas.
En La Pubilla que abren de Lunes a Sábado, solo ofrecen desayunos “de forquilla” y comidas, con un menú mediodía entre semana de 12 €. En el menú hay 3 opciones de primero, de segundo y de postre. 
Mientras lees la carta te dejan unas olivas muy buenas como snack.

la pubilla gastrofilia
 Amanida de bonito amb vinagreta de piquillos“, buen plato de producto.

la pubilla gastrofilia
 Flam mató, espinacs i pinyons“, muy bueno, jugoso y de buen sabor.
la pubilla gastrofilia
Conill de vedella amb carxofes i castanyes” (Osobuco, en castellano) de una gran melosidad que se deshacía en la boca, acompañada de alcachofas salteadas y una salsa de castañas, delicioso.

la pubilla gastrofilia
El tall que es pela amb patata a la planxa” Otra vez usando partes poco conocidas de la ternera, en este caso la carne era muy sabrosa, acompañada de patata, un buen jugo de asado y cebollino picado que le aportaba frescura, otro gran plato.

la pubilla gastrofilia

 Los postres tambien son de nivel, buenisima la “Compota de peres i vainilla“.

la pubilla gastrofilia
Mil fulles amb crema i fruits vermells“, muy crujiente el milhojas, y muy buena la crema y el coulis de frutos rojos.

Mención especial al pan, que era increiblemente bueno, con corteza dura y miga esponjosa. Todo acompañado con una copa de vino blanco ha salido por 24 € para 2 personas. ¿Quién ha dicho que comer bien en Barcelona, es caro?

La Pubilla
Plaça de la Llibertat, 23
Telf: 932 182 994

Saltimbocca

En el mismo local donde Fabián Martín, el famoso pizzero con sede en Llivia, fracaso por problemas con sus socios en su primera incursión en Barcelona, se instala Jordi Vilà. Este cocinero sigue diversificando sus negocios después de Alkimia, su gastro-restaurante con estrella michelín en la calle Industria,  y Vivanda, una cocina más tradicional en una finca de Sarria con un patio interior increíble. Y no solo hablamos de una diversificación de estilos de cocina, sino de publico potencial. 
Jordi estuvo una temporada en Nápoles para aprender a preparar pizzas antes de dar el salto a este difícil segmento de las pizzas y pastas por la gran cantidad de oferta que hay. Aunque de momento parece que le funciona, su nombre detrás de este proyecto ayuda, pero la relación calidad precio también. 
El espacio tiene decoración colorista, juvenil, con mesas y sillas del estilo “Ikea”, pero se agradece que haya un correcto espacio entre mesas.
saltimbocca gastrofilia
Como snacks nos trajeron unas Olivas, Tacos de mortadela de Bolonia y Rocas de parmesano, tambien teniamos grisines y un pan de gran calidad. 
En la carta podemos encontrar ensaladas, pizzas, pasta y hamburguesas, totalmente informal y juvenil.

saltimbocca gastrofilia
Para empezar una ensalada Caprese “La nostra”, con una buena mozzarela, tomate en su optimo punto de maduración, olivas negras, albahaca y salsa pesto. Ideal mientras esperamos que nos traigan las pizzas.

saltimbocca gastrofilia
En la carta las pizzas están divididas en dos bloques, “les clàssiques” y “les nostres”, nuestras dos escogidas fueron del segundo bloque, más de autor. La masa de ambas era finísima y crujiente. 
En esta foto tenemos la Iberica, con tomate, mozzarella, presa, panceta, jamón, rúcula y chistorra. Toda una exaltación al cerdo, que aunque podría parecer pesada, gracias a la frescura que le aportaban la rúcula y la albahaca no lo fue en absoluto.

saltimbocca gastrofilia
Pizza Ses Illes, con tomate, sobrasada, membrillo, queso de cabra, naranja y menta. Excelente combinación de sabores. Donde el dulzor del membrillo compensa el fuerte sabor de la sobrasada.

saltimbocca gastrofilia
Tiramisu casero, bien, pero sin entusiasmar.

saltimbocca gastrofilia
Muy bueno en cambio el Canoli de Ricotta con pistachos, pero con una presentación muy mejorable.

La cena la acompañamos de una botella de Cabildo de Salas del Bierzo, que se mostro muy frutal en boca. La Cuenta fueron 67 € para dos personas, los precios son correctos, como único pero que en la carta de vinos no se encuentre ninguna botella por debajo de los 14 €, en un local de este tipo no estaría mal encontrar vinos con precios más ajustados.
Por cierto, tras la sala del Saltimbocca, se encuentra Dopo, el restaurante clandestino sin ningún tipo de identificación donde se ofrece una cocina italiana más sofisticada.

Saltimbocca
C/ Loreto, 22
Telf: 933 637 215

Monvinic

Me gusta el vino, aunque reconozco que mis conocimientos sobre este mundo no pasa de elemental, porque me parece un mundo fascinante, inabarcable, un aprendizaje sin fin y en continuo movimiento, nuevas regiones, recuperación de variedades autóctonas y casi desaparecidas, vinos ecológicos, vinos biodinamicos, todo un vocabulario propio.
Recuerdo que hace años cuando tenia una carta de vinos en la mano me sentía solo ante el peligro sin ningún tipo de conocimiento de lo que tenia que pedir ¿Quién no ha escogido un vino por un nombre gracioso o directamente al azar? Ahora, gracias al aprendizaje y la experiencia, me puedo empezar a defender con la carta de vinos en la mano. 
Es cierto que la cultura de vino ha ido cogiendo protagonismo de la mano de la cultura gastronómica, con cada vez más libros publicados, programas de televisión como “En clau de vi” en el Canal 33 de Marcel Gorgori y Josep Roca (Somelier de el Celler de Can Roca) que tras el éxito de la primera temporada, creo que están grabando una segunda. 
Aun así, el vino se mantiene en un segundo plano, un mero acompañamiento para la comida. Por eso era tan necesario crear un espacio como Monvinic, una especie de templo del vino, donde todo gira entorno a este preciado liquido. Pero Monvinic no es un lugar cualquiera donde probar diferentes vinos, no. “The Wall Street Journal”, se pregunta si es el mejor bar de vinos del mundo y la revista “Food and Wine” lo puso entre los mejores cinco bares de vinos de todo el mundo. Este espacio también gano el premio FAD de interiorismo y su cocinero Sergi de Meià fue el ganador a mejor cocinero joven del año en 2009 por la academia de gastronomía catalana. Todos estos premios refuerza la sensación de que Monvinic se creo para ser un centro de excelencia, sin descuidar ningún elemento.
En Monvinic hay miles de referencias disponibles, y también unas algunas botellas abiertas que van cambiando constantemente para poder degustar vino por copas o medias copas ya sea en la zona de bar o en la de restaurante. Para poder gestionar tal cantidad de referencias y actualizar en tiempo real las botellas abiertas que están disponibles, utilizan una carta de vinos digital. Con un Tablet táctil se puede navegar y realizar búsquedas por región, variedad, año, etc.
El servicio es joven y con ganas de transmitir la pasión que muestran por el vino, por lo que es muy recomendable dejarte asesorar por ellos.
monvinic gastrofilia
La carta del restaurante tambien esta proyectada en la pared y va cambiando a tiempo real según la disponibilidad de los platos. Sergi de Meià nos ofrecerá una cocina “de producto” y de temporada. En la pared también se proyectan fotos de los proveedores de productos, como muestra de la estima y la importancia que les tienen.

monvinic gastrofilia

monvinic gastrofilia
 3 tipos de pan (blanco, cereales e integral) acompañado de una buena mantequilla.

monvinic gastrofilia
 Como aperitivo una buena crema de espinacas y butifarra negra.

monvinic gastrofilia
Un excelente mar y montaña de temporada, Ensalada de setas, gambas y butifarra. Unas gambas sabrosisimas y de gran calibre con una butifarra espectacular.

monvinic gastrofilia
Una generosa ración de una buena Lubina Salvaje con verduras y setas, marcada a la plancha.

monvinic gastrofilia
Postres de músico, una reinterpretación de este tradicional postre catalán, una base de crema con frutos secos sobre la que descansa un helado de queso de cabra.

Como Petit fours, Toffe con coco, bizcocho, bizcocho de chocolate y trufa.

Monvinic es un lugar para disfrutar del vino y quizás acompañarlo con algo de comer. Los platos sin eclipsar al verdadero protagonista, el vino, están a la altura y son de buen nivel. Cenar cuesta una media de 50-55 € por persona, un lugar para repetir.

Monvinic
C/ Diputació, 249
Telf: 932 726 187